Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

"Yo he sacado adelante a mis hijos siendo policía"

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Los Mochis, Sinaloa.- Todos los días "Milagros" sale de su casa rezándole a Dios que le permita regresar con bien y ver de nuevo a sus hijos.

Pero en algunas ocasiones, al temor de portar el uniforme de policía municipal y ser el posible blanco de la delincuencia organizada, se le suma el dolor y la impotencia de dejar a uno de sus hijos enfermo y en cama ardiendo en fiebre.

Ella misma se conforta y le dice a sus pequeños: "tiene uno que sufrir para merecer. Si yo no fuera policía, si yo no tuviera trabajo, cuando se enfermaran no tendríamos seguro, no tuviéramos con qué comprar las medicinas, no tuvieran simplemente lo necesario para vivir".

Así es la vida diariamente para "Milagros", una de las 43 mujeres adscritas a Seguridad Pública de Ahome que por las mañanas o las noches (dependiendo del turno que le toque cubrir) deja colgado el papel de madre en su casa y se pone el uniforme para tratar de mantener el orden en el municipio.

Estigma

Hace seis años, cuando dejó a su expareja, decidió sacar adelante a sus hijos sola y recordó el sueño que tenía a los 14 años de ser militar. Como ser soldado implicaba estar lejos de sus hijos y quizás abandonarlos hasta por semanas o meses, prefirió ser policía municipal.

Cuando se inscribió a la Academia y le informó a su familia sobre su deseo de portar el uniforme de agente preventivo, recibió la desaprobación de su padre.

"Me dijo que ya no quería que dijera que él era mi papá, que ya no le hablara. Pero aún así me fui a la Academia", dijo la agente, quien desde pequeña se ha caracterizado por ser fuerte, impulsiva y decidida.

En todo el curso, que duró 12 meses (6 meses fueron de teoría en la Academia y otros 6 de práctica), su padre no le dirigió la palabra.

Fue hasta que "Milagros" se graduó con mención honorífica por haber sido la mejor de su generación que su padre le pidió que lo perdonara, que estaba equivocado, que las mujeres como su hija debían de ser policías para mejorar la imagen de la corporación.

Tras haber pasado el trago amargo del rechazo a su decisión de convertirse en agente preventivo, "Milagros" se enfrentó a uno mayor: al que la sociedad manifiesta en la calle cuando ve a una mujer vestida de policía.

"Cuando entré a andar más en contacto con la gente, de estar vigilando en las calles, el concepto de la gente fue que yo era lesbiana, incluso la gente me lo dijo".

Aunque "Milagros" se levantó más temprano para poder dejar desayunados a sus hijos, con la ropa y la casa limpia, y poder dedicarse cinco minutos más a su arreglo personal para verse "más femenina", la idea de que "todas las policías mujeres son lesbianas" continuó arraigada en la sociedad.

Acoso

Trabajar en una corporación policiaca donde más del 90 por ciento son hombres, ha llenado de satisfacciones a "Milagros" porque ha logrado ganarse el respeto de sus compañeros.

En una ocasión sufrió el acoso sexual por parte de uno de sus compañeros, pero aseguró que fue una situación que pudo manejar. "Yo creo que ya es de cada quien, es a criterio de cada quien, si tú quieres seguir el juego pues sigues el juego, y pues si no, no. Tú pones un hasta aquí como mujer, uno se da a respetar", enfatizó.

Obstáculos...

Síguenos en Twitter: @DBT_LosMochis

Facebook: ElDebateLosMochis