Los Mochis

Entre caldeados ánimos aprueban auditoría al Mavari

Mientras la mesa directiva se mostraba satisfecha por los resultados, un grupo de productores dice estar en contra y pedirá la impugnación de la asamblea

Por: Blanca Robles

Alrededor de 600 productores participaron en la asamblea extraordinaria. Foto: Carlos Paulino Fonseca/ EL DEBATE

Alrededor de 600 productores participaron en la asamblea extraordinaria. Foto: Carlos Paulino Fonseca/ EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Después de más de tres horas de acaloradas discusiones que mantuvieron caldeados los ánimos al interior del auditorio Cristian Valdez López, del Módulo de Riego Mavari, se aprobó la auditoría realizada a la mesa directiva de este durante el periodo 2016-2017.

La asamblea extraordinaria, en la que participaron cerca de 600 usuarios del módulo, de un total de 2 mil 200, se realizó a puerta cerrada. No se permitió el acceso a los medios de comunicación; sin embargo, los gritos entre grupos antagónicos traspasaban las paredes y hubo hasta quienes se salieron de la reunión por seguridad, “para no sufrir ningún golpe si las cosas se ponían feas porque me va a ir peor”, expresó un productor que traía el pie izquierdo vendado y que caminaba con muletas.

Minutos antes del final, la aprobación llegó acompañada de aplausos de júbilo, pero eran solo de una parte de los usuarios, debido a que otro grupo aseguró que este no era el lugar para solventar las 27 irregularidades detectadas y que además no era el Consejo de Vigilancia del módulo el que debió haber dado el informe, sino la Comisión de Auditoría, que por acuerdo fue autorizada para hacerlo el pasado 30 de septiembre. “Ellos no pueden ser juez y parte”, dijeron tajantes.

Ante esto, adelantaron que continuarán el proceso por la vía legal y que pedirán la impugnación de esta asamblea extraordinaria.

Resguardo. Elementos de la Policía Municipal se mantuvieron a la expectativa para que la tranquilidad prevaleciera. Foto: EL DEBATE

“Hubo sobreejercicio”

Luego de concluida la reunión, Israel Barreras Armenta se mostró satisfecho debido a que, dijo, la mesa directiva que preside presentó la aclaración, solventación y explicación de cada observación de la auditoría, por lo que todo se aprobó de manera positiva y en bien del módulo.

“No se presentan irregularidades. Aquí en ningún momento indica el auditor que hay desvío de recursos, pero sí, el mismo auditor hace mención que hubo de un sobreejercicio, que indica que lo presupuestado se ejerció y aún más sobre eso. Estamos muy contentos porque hemos trabajado positivamente y lo seguiremos haciendo en beneficio del módulo, y sin defraudar la confianza de los usuarios.”

En torno al grupo de inconformes, aclaró que no hay rencor ni ningún otro sentimiento en su contra.
El tesorero de la mesa directiva, Jesús Cristian Rodrigo Rodríguez, les hizo un llamado a unirse por la causa y que se les puedan otorgar los volúmenes de agua faltantes. “El mencionado grupo La Loma son amigos todos y queremos la unidad. Aquí no hay rencores.”

Ingreso. A la entrada del módulo se instaló el primer filtro para evitar que personas ajenas se introdujeran. Foto: EL DEBATE

“Son juez y parte”

El productor Miguel Agustín Luque Miranda manifestó que en la asamblea hubo una usurpación de funciones, pues en la del 30 de septiembre pasado quedó asentado que una vez concluida la auditoría, la comisión nombrada era la que informaría sobre los resultados.

Sin embargo, agregó molesto, “fueron juez y parte. Nuestro glorioso comité directivo, usurpando funciones, convocó a la asamblea, cometiendo un error en el que viola nuestros derechos, donde ellos autorizan al Consejo de Vigilancia del módulo a que dé el informe.”

Indicó que ahora lo que sigue será pedir la nulidad de la asamblea. Además, aclaró que este no era un lugar para solventar las anomalías detectadas, para lo cual se les dio un plazo para hacerlo y no lo hicieron.
En tanto, Ignacio Martín del Campo se mostró indignado y comentó que no fue la mayoría la que aprobó la auditoría, pues en ningún momento se contaron los votos.

“Nada más dijeron, los dos que habían puesto ellos, que era mayoría, pero se les pide siempre que levanten la mano a quienes están de acuerdo y a quienes no, y se cuentan los votos, pero nunca nos dejaron contar y se proclamaron como mayoría”.

Enrique Ochoa, presidente de la Comisión de Auditoría, refirió que jamás se les permitió hablar y que el comunicado dado por el Consejo está falseando información, “no tiene nada que ver con la auditoría”.

Discusión. Martín del Campo pedía que reporteros ingresaran pues, dijo, “el que nada debe, nada teme”. Foto: EL DEBATE

Patrullas y la Tiger visitan la asamblea

Más de 30 elementos policiacos integrados en seis patrullas y la unidad Tiger de la Policía Municipal de Ahome se presentaron a las 13:30 horas en el Módulo Mavari y se mantuvieron a la expectativa del ambiente de la asamblea.

“No es operativo”, aseguró el comandante de Seguridad Pública, Juan Carlos Castro. Aclaró que esta visita era solo para que prevaleciera la tranquilidad al interior de las instalaciones. Ya antes, policías municipales resguardaban cada filtro de acceso a las instalaciones.

Para entender...

Exigen analizar periodo 2016-17

El pasado 30 de septiembre, por unanimidad, en asamblea de presupuesto y ante sospechas sobre los movimientos financieros, se acordó auditar el periodo 2016-2017 a la mesa directiva del Módulo Mavari y que la Comisión de Auditoría aprobada en esa misma ocasión fuera la que anunciara los resultados en la asamblea extraordinaria de ayer.

Prueba. Miguel Luque muestra el acuerdo de asamblea firmado ante notario, donde la comisión daría los resultados. Foto: EL DEBATE

Tres filtros para entrar a la asamblea

Nadie que no fuera usuario del Módulo Mavari ni que hubiera recibido autorización expresa de la mesa directiva podía ingresar al edificio.

Desde antes de las 10:30 horas, la calle de acceso al módulo estaba llena de carros, camionetas y motocicletas, tanto de reciente como antiguo modelo, cuyos dueños hacían fila para ingresar a las instalaciones y participar en la asamblea extraordinaria, en la que por acuerdo de la realizada el 30 de septiembre de 2017, se anunciarían los resultados de la auditoría realizada al periodo 2016-2017.

Uno a uno, en el primer filtro fueron mostrando la credencial que los acreditaba como miembros del módulo. Luego en el segundo. Para rematar, en el último, a la entrada del edificio, enseñaban una pulsera que les fue colocada con anterioridad para identificarlos. 

Sin esta era imposible entrar. Incluso, los medios de comunicación debieron esperar afuera del auditorio, porque policías municipales y un miembro del módulo tenían orden expresa de no dejarlos pasar debido a que primero se “sometería a votación”, un logro obtenido después de que Ignacio Martín del Campo exigiera al presidente del módulo, Israel Barreras Armenta, que estuvieran presentes bajo el argumento de que “el que nada debe nada teme. ¿O a qué le temes?”, le cuestionó. “Aquí no hay miedo de nada, pero compréndanos, luego los atenderemos”, comentó Barreras Armenta y luego se retiró. Aunque no era necesario entrar, hasta fuera se oían los gritos que acallaban voces y otros que pedían ser escuchados. 

Petición negada. El presidente de la Comisión de Auditoría, Enrique Ochoa, solicitaba ser escuchado. Foto: EL DEBATE

Al final, los aplausos sonaron como anuncio de que la asamblea había terminado y que aprobaban el ejercicio auditor. Era felicidad para unos, pero para otros el comienzo de otro proceso. “Aquí no termina todo”, advirtieron, pues se seguirán otras instancias para impugnar la asamblea y hacer valer la legalidad. 

El grupo inconforme se retiró mientras el escenario iba cambiando, pues fueron instaladas mesas en las que servirían barbacoa, refrescos y tortillas para los’ asistentes.

Tres filtros para entrar a la asamblea. Foto: EL DEBATE

 

En esta nota:
  • Mesa Directiva
  • Auditoría
  • Módulo de Riego Mavari
  • Irregularidades