Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Los Mochis

Restauranteros esperan un repunte del 100% en ventas

A excepción de los restauranteros de El Maviri, el sector gastronómico de Los Mochis y El Fuerte visualiza un buen panorama para Semana Santa

Por: Adrián López

Los restauranteros de El Maviri se quejan de bajas ventas. Foto: EL DEBATE

Los restauranteros de El Maviri se quejan de bajas ventas. Foto: EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- El sector restaurantero de Los Mochis y El Fuerte tiene buenas expectativas de ventas para Semana Santa, pues esperan un repunte de 95 y 100 por ciento, respectivamente.

“Estamos muy motivados, ya que siempre la Semana Santa ha generado buenas ventas, pues son vacaciones, y las vacaciones son buenas por la llegada de mucha gente que viene de fuera y que aprovecha para degustar lo que mayor se consume en esta época, que son los mariscos”, dijo Carlos Rodríguez.

El presidente de la Canirac en Los Mochis expuso que las ventas andan alrededor del 70 y 80 por ciento, pero esperan que en la Semana Mayor aumenten un 95 por ciento. “Son buenas fechas para el sector restaurantero, es una época muy importante para el sector de los mariscos”, dijo. 

Asimismo, Eduardo Lorenzo Ayala, representante de los restauranteros en el comité de Pueblo Mágico de El Fuerte, expuso que esperan que las ventas suban hasta el cien por ciento con el turismo nacional. 

“Esperamos que las ventas lleguen al cien por ciento en la Semana Mayor; negocios son los que hacen falta para atender al turismo. Los fines de semana tenemos buena afluencia de turismo nacional. Ahorita en ventas andamos al 70 por ciento”, mencionó. 

No pinta bien

Sin embargo, el sector restaurantero de El Maviri no pronostica buenas expectativas.

Felizardo Romo, vicepresidente de la Prestur. Foto: EL DEBATE

“Ahorita la actividad está fatal. Consideramos que puede ser consecuencia  principalmente de la reparación de la carretera Mochis-Topo, puede ser el aumento en las materias primas, aunado también el incremento a los combustibles. Los días de la Semana Mayor pintan muy mal. En estas fechas ya es para que hubiera mucha concurrencia a las playas”, manifestó Felizardo Romo.

El vicepresidente de Prestadores de Servicios Turísticos de la playa El Maviri agregó que otra desventaja para que no suban las ventas es la fecha. “La Semana Santa cae a finales de marzo y los días todavía no son tan calurosos como a mediados de abril. Es una desventaja en cuanto a la venta para nosotros, que a la gente se le hace menos atractivo venir y bañarse porque hace frío”.

Destacó que los restaurantes La Concha Salada, Las Palmeras y La Sirenita son algunos de los negocios que han tenido que cerrar ante el alto costo operativo, pues el incremento en precios del combustible y las materias primas han golpeado al sector. 

En esta nota: