Los Mochis

Ahome, en el segundo lugar de suicidios en Sinaloa

El ahorcamiento es la causa principal con la que las personas cometen este acto de quitarse la vida

Por: Hugo Mora

Imagen ilustrativa/ Pexels

Imagen ilustrativa/ Pexels

Los Mochis, Sinaloa.- Tan sólo en Sinaloa se presentaron 188 casos de suicidio en el año 2017, de los cuales 20 fueron mujeres y 168 hombres. Sin embargo, la mujer es la que más intenta suicidarse y el hombre es el que logra suicidarse en menos intentos. 

De acuerdo a la Fiscalía General del Estado de Sinaloa (FGES), Ahome se encuentra en el segundo lugar en el estado con más casos de suicidios: 27 en el 2016 y 29 en el 2017; cifras superadas sólo por Culiacán, donde en el 2016 hubo 57 suicidios contra 55 en el 2017. En el informe de la FGES indica que las principales causas del suicido son el ahorcamiento, arma de fuego, arma blanca, caída intencional e intoxicación o envenenamiento. 

Lee también: Suicidios e intentos se triplican en Sinaloa

Dentro de las causas psicomentales que provocan al individuo llegar al suicidio se indican diversos factores biológicos, psicológicos, sociales, ambientales y culturales. Generalmente las causas son enfermedades mentales como la depresión, esquizofrenia y bipolaridad, aunque también la pobreza, desempleo, pérdida de seres queridos, discusión, ruptura de relaciones y problemas jurídicos o laborales.

Lee también: Los países con más altos índices de suicidios

Causas 

“Para que una persona puede llegar a un intento de suicidio se presentan diversas situaciones como lo son los pensamientos de muerte, ideas de muerte, ideas suicidas, e intentos de hacer este acto: unos consumados y otros no”, señaló el psiquiatra y coordinador médico de la Unidad de Especialidades Médicas del Centro Integral de Salud Mental en Los Mochis, Leonardo Audelo González Flores.

El psiquiatra de la unidad Uneme Cisame señaló que una de las patologías que son constantes en un paciente con finalidades suicidas son la depresión y la ansiedad, y estos padecimientos desencadenan diversas situaciones que llevan al acto de matarse. 

“El padecimiento que más se presenta en Sinaloa es la ansiedad, ya que es la patología que más se presenta en cualquier institución mental. Esta misma puede desarrollar depresión y  genera que se vayan agravando los problemas y se presenten las ideas de muerte y muchas veces realicen el acto del suicidio.” 

El coordinador del centro Uneme señaló que las enfermedades mentales graves como la esquizofrenia y el trastorno bipolar  son otras de las causas que desencadena una serie de pensamientos y situaciones que llevan al paciente a desarrollar situaciones suicidas. 

Imagen ilustrativa/ Pixabay

Procesos 

Señaló que el paciente antes de realizar el acto lleva diversos procesos como la planeación que puede ser sutil y que en ocasiones no pueden ser notadas por terceras personas.

“Si la persona hace comentarios en donde diga que se va a suicidar, no significa que no lo va hacer, y creemos que el paciente no lo va hacer, pero si lo dice hay una probabilidad de que lo va cometer; si una persona tiene ciertas características que quiere cometer suicidio, el decírselo no lo alienta a que esta persona lo haga, sino todo lo contrario, lo ayuda a sentirse comprendido y que quiera buscar ayuda y desistir de esta acción”, señaló González Flores. 

Por lo mismo, el psiquiatra señaló que se le debe cuestionar al individuo probable de cometer suicidio y escucharlo, para que este desista de cometer estas acciones, ya que a sentirse querido o que le están prestando atención puede luchar contra estas intenciones y comprender lo que está pasando a su alrededor.

“Muchas veces el paciente suicida se siente incomprendido. Siente que nadie lo quiere escuchar, si tiene ideas de culpa o minusvalía, que son datos de depresión; entonces, si se le presta atención, el paciente puede sentir que sí lo entienden y te puede escuchar, más que si tú le dices o le preguntas: ¿te quieres matar? o ¿has pensado en querer morirte o en hacerte daño?”. 

Edad

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el suicidio se presenta con tasas más altas entre los jóvenes de 20 a 29 años de edad. Entre las causas enumera problemas familiares, amorosos, depresión y ansiedad, así como el abuso de alcohol y drogas. 

“El rango de edad está por lo general entre los cinco años de edad y mayores de 60, pero el grupo que más comete suicidio está entre los 30 y 44 años de edad, y posteriormente entre los 15 y los 29 años de edad.

Son edades en las que las personas pueden ser muy productivas y que esto puede desencadenar otros problemas a nivel familiar, por eso es muy importante atender las enfermedades mentales”, señaló el psiquiatra González Flores. 

Identificación

La psicoterapeuta Celia Fernanda Ramos López señaló que las personas deben estar alertas a las personas que los rodean e identificar las intencionalidades del individuo que busca o pretender quitarse la vida. 

Señaló que el tipo de intencionalidad más propensa a quitarse la vida es aquella en la que la persona no le dice a los demás que se quiere quitar la vida. Sin embargo, deja “señales” en las cuales puede tener temas de conversaciones relacionadas a la muerte, deja cartas a sus seres queridos o empieza a repartir sus cosas personales, y las personas no se percatan de que se quiere quitar la vida hasta que realiza el acto del suicidio. 

“Sin embargo, hay otro tipo de intencionalidad suicida más baja en la cual la persona dice que tiene ganas de matarse, o que lo ha intentado. También busca cosas en internet de cómo hacerlo. Muchas veces esta persona no tiene la intención de matarse, pero aun así no podemos decir que lo hace por llamar la atención, porque mucha gente sí se ha quitado la vida por accidente cuando realmente no quería quitarse la vida”, añadió Ramos López.

Suicidios en el norte del estado 

En este año se han suscitado diversos intentos de suicidio e incluso suicidios. El más reciente sucedió el 4 de septiembre de este año. 

En esta fecha, un sujeto que había sido detenido por faltas al Bando de Policía por elementos policiales de Seguridad Pública de Choix se quitó la vida ahorcándose en las instalaciones de esta comandancia durante la tarde del martes 4 de septiembre. 

En marzo, un individuo amenazó con provocar un estallido en la azotea de un hotel conocido ubicado en la México 15 a la altura del Trébol. El 911 reportó que el sujeto se encontraba en la zona antes mencionada y abrió dos tanques que contenían más de 500 kilos de gas y además tomó dos cables eléctricos y amenazaba con provocar una explosión ya que decía “que no quería vivir”; por fortuna, elementos de Protección Civil y Seguridad Pública lo hicieron desistir.

Foto: EL DEBATE

MITO: La persona que habla de suicidarse, no lo hace: sólo quiere llamar la atención.

REALIDAD:Cuando alguien habla sobre suicidarse, hay que tomarlo muy en serio: se suicida.

MITO: La persona suicida tiene que sobreponerse, “echarle ganas” y seguir adelante.

REALIDAD:El sufrimiento emocional que tiene el suicida no es voluntario, no es suficiente tener fuerza de voluntad para superarlo: requiere atención de un profesional. 

MITO: Todos los suicidas son desequilibrados mentales.

REALIDAD: Algunos suicidas tienen un trastorno mental, como la depresión, pero sus capacidades mentales están íntegras, por lo que su enfermedad es tratable.

MITO: Si alguien habló de suicidarse, pero ya no lo hace, ¿aún hay riesgo de que se suicide?

REALIDAD: Cuando alguien habla de suicidarse o ya intentó hacerlo, es muy probable que tenga la misma idea o vuelva intentarlo. Es aconsejable que reciba atención psiquiátrica. 

MITO: Quien se suicida está decidido (a) a terminar con su vida.

REALIDAD: Cuando alguien piensa que la única salida a sus problemas es el suicidio, no desea morir sino dejar de sufrir. Es importante hacerle saber que existen otras opciones y que acudir al médico o psicólogo podría ser de gran ayuda.

¿Qué hacer?

  • Hacerle sentir a la persona que no está sola.
  • El sentirse acompañado y apoyado le permitirá enfrentar de forma diferente las cosas.  
  • Acudir con tu médico familiar y comentarle lo que sucede, puede ser de gran ayuda para ser enviado a tratamiento psicológico o psiquiátrico.
 

En esta nota:
  • Estadísticas
  • Suicidios
  • Sinaloa
  • Ahome