Mazatlán

A 19 años de Ismael, la flota navega sin refugio seguro

MAZATLÁN
Avatar del

Por: Leticia López

Mazatlán, Sinaloa.- Un corazón marcado de por vida, familias fracturadas, niños huérfanos y ausencias que duelen, es el recuento de los 19 años desde que el huracán "Ismael" se llevó a hijos, hermanos y amigos.

Ricardo Michel Luna expresó que actualmente, a un día de salir vía la pesca, no existe el refugio pesquero prometido. El temor está a flor de piel por salir en pleno mal tiempo y las ansias por el oro blanco y azul, acompañan a cada pescador, que no les queda más que persignarse y confiar en un boletín y un botón de pánico que prometen alertar a las autoridades para ser auxiliados.

A casi dos décadas de la tragedia del "Ismael", que hundió a un centenar de barcos y ahogó a pescadores, los tripulantes sobrevivientes recuerdan la desesperación por mantenerse a flote ante las grandes olas de más de 9 metros y los vientos que los alejaban de tierra firme.

Sin refugio seguro. La realidad sigue siendo incierta, pues a la fecha Mazatlán es un puerto de altura, más no de refugio pesquero, porque no cuenta con las condiciones para proteger a las embarcaciones, aclaró el Capitán de Puerto Gustavo Gómez Rangel.

En el año de 2005, el huracán "Ismael", que pasó sin impactar a Mazatlán, produjo olas de 9 metros en las costas, dejando destrucción y pescadores y flota desaparecidos.

Las fuertes lluvias alcanzaron los 197 milímetros, lo que causó la inundación de 4 municipios; además 54 personas perdieron la vida.

Temor. Antes navegaban más de 600 embarcaciones y hoy apenas llegan a 480, según las autoridades, cuando no había un sistema localizador satelital, la información no fluía como ahora y no había protocolos de prevención entre las instancias responsables como la Marina, Conapesca y Capitanía de Puerto.

Ahora todo eso cambió a favor de los hombres de mar, sin embargo, Mazatlán sigue siendo un puerto inseguro como refugio para la flota, como lo son Topolobampo o Guaymas, en caso de ocurrir otro fenómeno de esa magnitud, señaló el capitán de puerto Gustavo Gómez Rangel.

>

Anteriormente no teníamos las facilidades de los medios electrónicos, de la ciencia y la tecnología, donde hay diversas páginas que están brindando la información al momento para dar seguimiento puntual al fenómeno, lo que anteriormente no se tenía.

Además de que no se tenía la cultura de la prevención.

>

"Antes era puro radio y a destiempo llegaban los boletines con dos a tres horas de retraso y ahora ven puntual las condiciones de los vientos para dar un pronóstico", agregó.

"Hay mucha información del momento para tomar una determinación siempre encaminada a evitar accidentes y salvaguardar la vida en la mar".

En realidad Mazatlán es un puerto de altura, no de refugio, porque no tiene las condiciones para proteger a las embarcaciones, aclaró.

Aquí sencillamente con entrar al puerto hay condiciones más tranquilas que si estuviera afuera, pero no es un puerto de refugio, como Guaymas o Topolobampo, que tienen ensenadas grandes y protegidas por cerros.

Espera. La mayor parte de la flota está esperando en los muelles el transcurso del huracán "Odile" y los pocos que salieron a estacionarse en las 25 millas al sur de altata, para salir este domingo 14, están atentos para refugiarse en puerto seguro, de requerirlo.

"Lo que Dios nos va a dar nos lo dará cuando salgamos, así que casi todos están esperando en los muelles", dijo Michel Luna.

Llamó a los tripulantes a estar pendientes del tiempo, pues a pesar de que el viento no representa peligros, pudiera recurvar, como han hecho otros fenómenos.

"Ahora todo mundo sale con la ilusión de sacar para pagar los compromisos que se hacen en época de veda y la fe no la pierden nunca", expresó.

En esta nota:
  • Mazatlán
  • Ismael
  • tormenta
  • ciclon
  • huracán
  • altamar
  • pescadores
  • pesca.