Mazatlán

Adultos mayores se refugian en el subempleo

MAZATLÁN
Avatar del

Por: Nallely Medina

1/3
Adultos mayores se refugian en el subempleo

Adultos mayores se refugian en el subempleo

Adultos mayores se refugian en el subempleo

Adultos mayores se refugian en el subempleo

Adultos mayores se refugian en el subempleo

Adultos mayores se refugian en el subempleo

Mazatlán, Sinaloa.- A partir de los 60 años, una persona comienza a perder su entorno original: amistades, contexto familiar, trabajo, capacidad económica.

El fondo reside en que pocos se preparan para tener un proceso de envejecimiento sin tomar en cuenta las limitadas oportunidades que tendrán con el aumento de la edad.

>

Baja inclusión en empleos formales. Marcela Felton, titular del Servicio Nacional de Empleo en Mazatlán, estima que de cada 10 vacantes que se ofertan, solo dos son ocupadas por adultos mayores.

Dice que las empresas consideran a las personas de 50 años como adultos mayores, por lo que son excluidas de ofertas laborales.

La alta probabilidad de enfermarse, el bajo esfuerzo físico y la edad, son rubros que las empresas empleadoras consideran motivo de descarte en sus ofertas laborales hacia este sector.

Los adultos mayores que aún pueden trabajar aceptan puestos en empresas que les ofrecen salarios mínimos, en trabajos de ayudante general, intendencia, ventas por comisión o vigilantes en empresas de seguridad privada.

Por lo que son pocas las empresas que emplean personas de edad avanzada en puestos con buena remuneración.

Aunado a esto, está el bajo nivel académico y de capacitación.

El 6.3 por ciento de la población en Mazatlán de 60 años o más no completó la educación básica, lo que limita la posibilidad de conseguir un empleo bien remunerado.

Ingresan a comercio informal. La edad de retiro de la actividad laboral de los adultos mayores oscila entre los 60 y 65 años.

Sin embargo, al llegar a estas edades, continúan trabajando por necesidad económica, por lo que encuentran en el comercio informal una forma de solventar sus gastos.

El oficial mayor, Salvador Reynosa, menciona que el comercio ambulante en Mazatlán está conceptualizado en personas de edad avanzada.

De cada mil tianguistas en el puerto, 400 son adultos mayores que no tienen más opciones laborales dentro de su vida productiva.

Incurren en esta actividad porque no tienen empleo, fueron pensionados o están jubilados, por lo que el comercio en la vía pública es en ocasiones la única salida para ellos, siendo la manera en la que pueden seguir generando ingresos.

De acuerdo al padrón de la dirección de Comercio, los vendedores de los tianguis de las colonias Francisco Villa, Juárez y Flores Magón, un 40 por ciento son personas que sobrepasan los 60 años y un 50 por ciento son adultos de 50 años hacia arriba.

En zonas turísticas como Sánchez Taboada y malecón, un 45 por ciento son adultos mayores.

Iniciativa presentada para el adulto mayor. Flor Esther Gastélum Vertiz, diputada local del PRI, presentó una iniciativa ante el Congreso para proteger a este sector.

Mediante la Ley de Protección al Adulto Mayor del Estado de Sinaloa, se propone proteger los derechos fundamentales de los adultos mayores, cuyos objetivos básicos serán mejorar sus condiciones generales de vida, garantizar su acceso y atención a los servicios de salud y de asistencia social.

En la iniciativa se pretende la creación del Consejo Sinaloense para la Atención del Adulto Mayor, que establezca las bases para la planeación y concertación entre las instituciones públicas, privadas y sociales.

Cifras del INEGI en adultos mayores

En Sinaloa residen 266 mil 725 adultos mayores, por lo que de cada 100 hogares, 40 están integrados por una persona de 60 años y más.

De las personas de 60 años y más, el 11.6 por ciento viven solas, y 2, de cada 10 adultos, no cuentan con seguridad social.

En esta nota:
  • Mazatlán
  • ancianos
  • subempleos
  • viejos
  • tercera edad
  • salario mínimo
  • trabajo informal.