Mazatlán

Agresivas aguilillas grises causan terror en escuela de Mazatlán

Las agresivas aguilillas grises han atacado a personal de la escuela primaria y del Acuario de Mazatlán

Por  Isidro Amezcua

Agresivas aguilillas grises generan terror en escuela de Mazatlán.(Foto Sergio Pérez)

Agresivas aguilillas grises generan terror en escuela de Mazatlán. | Foto Sergio Pérez

Mazatlán, Sinaloa.- Padres de familia y docentes de la escuela primaria Gabriela Mistral han vivido dos semanas de terror por la presencia de aguilillas grises que han atacado a personal de la escuela de Mazatlán, Sinaloa.

La directora Guadalupe Lourdes Larrañaga declaró que tienen ya dos semanas que viven con el miedo de que las aves hieran a los menores.

Esto porque personal de Protección Civil ha acudido al lugar sin dar una solución al problema porque las aguilillas son una especie protegida y no las pueden remover del lugar, limitándose a solo dar indicaciones para proteger a los más de 500 alumnos de la primaria e indicando que los padres de familia instalen malla sombra o redes a lo largo de la escuela como medida de seguridad, aseguró la directora. También al lugar ha acudido personal del Acuario Mazatlán, el cual tampoco pudo hacer nada, ya que no cuenta con el equipo necesario, dejando a los padres de familia y maestros preocupados por la presencia de los animales salvajes.

 Los ataques

Por lo menos cinco personas han sido atacadas por las aves, pues la directora aseguró que antes se tenía la presencia de solo una pareja, la cual no generaba problemas, pero ahora se han avistado a más de cinco aves de gran tamaño y muy agresivas.

Las agresivas aguilillas grises han atacado a 5 personas en Mazatlán. Foto Sergio Pérez

Larrañaga comentó que la razón por la que hay más aves es por la tala de árboles que se dio en el Bosque de la Ciudad, acabando con el hábitat de la aguililla gris.

Preocupación

La preocupación de los padres de familia aumentó ante la inactividad de las autoridades. Esto debido a que la directora dijo que Protección Civil les dio un plazo de seis semanas para que las aguilillas dejen el lugar, una vez que los polluelos aprendan a volar, respuesta que no suficiente para Manuel Pizarro, quien aseguró que está dispuesto a tomar medidas bajo su propia mano.