Mazatlán

Camiones rurales trasladan pocos pasajeros en Mazatlán

Los choferes confían en que mejore la situación para que vuelvan las clases presenciales y aumente el número de usuarios. 

Por  Carmen Paredes

Los camiones foráneos que llegan a Mazatlán.(Víctor Hugo Olivas / Debate)

Los camiones foráneos que llegan a Mazatlán. | Víctor Hugo Olivas / Debate

Sinaloa.- Los conductores de camiones foráneos no la pasan nada bien en Mazatlán, registran poco pasaje. Desde el inicio de la contingencia sanitaria, los camiones de distintas comunidades han tenido que soportar la crisis. Algunos tuvieron que reducir el número de viajes.

Poco pasaje

Alfonso Tirado Osuna, chofer de la ruta de Siqueros, mencionó que solo trabaja un viaje. En años anteriores eran tres diarios. “Estos meses han sido difíciles para nosotros, apenas y sacamos para el diesel, tenemos pocos pasajeros”, expresó Tirado Osuna.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Hay algunos casos como los camiones de Concordia, que trabajan las tres corridas, pues las personas concordenses que acuden al puerto de Mazatlán a laborar tienen distintos horarios.
Los conductores explicaron que las tres rutas solo van a la mitad de la capacidad del camión.

El temor

Las personas foráneas prefieren guardarse en sus comunidades, según los conductores, pues siguen con el temor de contagiarse por Covid-19.

Tirado Osuna dijo que solo acuden a surtir su despensa y algunos compran en las tienditas locales. Los pocos pasajeros que llegan en los camiones es porque trabajan en Mazatlán.

Medidas sanitarias

Se mantiene el protocolo sanitario según los choferes. El uso de cubrebocas es obligatorio.
Al término de cada jornada, los trabajadores lavan y desinfectan su vehículo.

Los camioneros comentaron que también tienen temor a ser contagiados, sin embargo, tienen que brindar el servicio del transporte a la ciudadanía.

Expectativas

Esperan que la situación mejore, pues tienen que mantener a sus familias. La principal baja de la afluencia es la falta de estudiantes.

Confían en que el semáforo baje al color verde para que las clases sean presenciales, pues de esta manera, redituará el número de pasajeros.Tienen la esperanza de aumentar el porcentaje de ganancias.

Algunos contrataban ayudantes que se encargaban de cobrar a los usuarios, pero con el poco pasaje, trabaja solo el conductor. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo