Mazatlán

Católicos reafirman su fe al recibir la ceniza y orar

La Iglesia aclara que esta tradición no limpia pecados, pero sí es momento para arrepentirse y reflexionar 

Por  Blanca Regalado

Miércoles de Cenizas  feligresen acuden a la iglesia. Foto: Víctor Hugo Olivas

Miércoles de Cenizas feligresen acuden a la iglesia. Foto: Víctor Hugo Olivas

Mazatlán.- La imposición de la ceniza no borra pecados, pero invita a la reflexión y arrepentimiento de los errores cometidos.

Marca el inicio de la cuaresma, es tiempo de penitencia y conversión para vivir libres de pecado la celebración más importante de la iglesia: la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

El obispo de la Diócesis de Mazatlán,  Mario Espinosa Contreras, llamó a tener presente que así como la ceniza, “polvo eres y en polvo te convertirás”, por ello, “debemos estar preparados” para vivir o morir como una mejor persona. 

Foto: El Debate

Niños, jóvenes, adultos y ancianos acuden a la Catedral  a la imposición de la ceniza. 

Largas filas hubo todo el día de mazatlecos y crucerista que no dejaron pasar esta tradición.

Foto: El Debate

De manera simultánea en todas las parroquias de la Diócesis se replicó el ejercicio del miércoles de ceniza. 

Los seminaristas antes de la imposición brindan una explicación a los asistentes sobre el significado de ese día. 

Foto: El Debate

Lo primero que reiteran es que la ceniza no limpia pecados. 

Los invitaron a hacer oración y ser compartidos.

Mientras que los adultos mantienen viva su fe, hay jóvenes que bromean con el miércoles de ceniza. Sin embargo, muchos accedieron a este ritual.