Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Chametla: más de dos mil años de historia

ROSARIO

Chametla: más de dos mil años de historia

Chametla: más de dos mil años de historia

Chametla: más de dos mil años de historia

Mazatlán Sinaloa. A pesar de que se había mencionado que las piezas encontradas en Chametla datan de hace mil 500 años, los arqueólogos encargados del rescate y la investigación comparten que podrían tener una antigüedad de más de dos mil años.

De Las Labradas a la exhibición. El Museo de Las Labradas es el centro de trabajo de los arqueólogos Víctor Joel Santos, Eduardo Núñez Mortecinos, Paola Martínez y Gibrán de la Torre, quienes mostraron ante la lente de El DEBATE objetos impresionantes que dan fe de este gran hallazgo histórico.

Las piezas arqueológicas encontradas en tres metros cuadrados y un metro de profundidad, algunas ya salieron a la luz, están sobre grandes mesas, mientras que en 20 cajas más se guarda el gran secreto de la etnia prehispánica que habitó Chametla. Por ello seguirán trabajando el resto del año en el laboratorio.

"Ya que tengamos todas las piezas se realizará una exposición itinerante, que iniciara en el museo de Las Labradas, se llevará al Museo Arqueológico de Mazatlán y el destino final será Chametla, pero para ese lugar esperamos que ya se consiga el apoyo de las autoridades para tener un área para esas piezas y necesitamos seguridad, porque estas piezas no se han encontrado en ninguna parte del país", expresó Santos.

Ofrendas particulares. Más de 100 piezas se han armado, algunas con trozos como si fueran rompecabezas imposibles de completar.

"Son pedazos de figurillas femeninas, no todas son iguales, son diferentes en cuento a tocado y vestimenta, es poco común encontrar estas figuras en miniatura, menos encontrarlas en tales cantidades, no todas completas, la gente que encontró las primeras piezas, las rompieron, les quitaron su engobe".

Enfatiza que esto se dio por no tener técnicas ni conocimiento arqueológicos.

Ahora, durante el trabajo realizado por el INAH, se logró que las piezas estuvieran más completas, que no se perdieran los detalles y se apreciaran los decorados, aun de pequeños objetos.

Los arqueólogos han definido que son ofrendas, ya que fueron encontradas en una tumba, en ese lugar excavado se encontraron restos de dos humanos, los cuales no fue posible rescatar, se convirtieron en polvo por que estaban ya en completa descomposición, lo que sí se rescató fueron las ofrendas que les colocaron, las cuales se encontraron en diferentes etapas.

"Tienen una correspondencia a las tumbas de tiro, las cuales ya se han hallado en Jalisco y Nayarit".

Chametla es un lugar muy importante arqueológicamente, pero poco se ha explorado, de los años 30 a la actualidad se han hecho solo cinco, cada una no rebasa los 30 días de excavaciones, que los expertos califican como poco tiempo para un proyecto de investigación.

Las obras costosas. Las piezas encontradas hechas de turquesa, son únicas en Sinaloa y en México, ya se habían encontrado en Guasave, pero en una época ya tardía, son después de Cristo, y en Chametla se habla de una cultura de 150 años antes de Cristo y a 200 después de Cristo, se habla de las culturas más antiguas de Mesoamérica, enfatizó Santos.

Paola Martínez ha estado a cargo de la limpieza de los objetos y del estudio. Ya que se busca que a pesar de estar rotas se conecten. Teniendo como resultado más de 100 figuras ya armadas, de estas un gran número hechas de arcilla, en colores blancos, algunas aún esperan un análisis de laboratorio para saber a ciencia cierta de que material están construidas.

"En el caso de esas piezas, todas venían en un bloque de tierra compacta, y se realizó una microexcavación con material de dentista, con bastante luz y con mucho cuidado".

Para evitar el deterioro de los objetos se limpian con agua. Para unir los pedazos y dar vida a una pieza se utiliza un pegamento especial llamado mowhitail.

Algunas de las figuras encontradas tienen decoración pintada con tonos rojo y negro, los cuales se lograron con pigmentos naturales.

Figuras de mujeres amamantando, tortugas, lagartijas y vasijas de diversos tamaños están ya rescatados.

La sorpresa. Una de las piezas más representativas encontradas hasta ayer sábado 26 de julio, es una escultura similar al Marakame.

"Es un sacerdote huichol, que en la primera época del año que ellos se reúnen, el Marakame ocupa un lugar central, donde hombres y mujeres bailan de forma circular, el sacerdote siempre está sentado en una silla, que es de cuero la parte del asiento y lo demás hecho de madera, trae un sombreo, flores, un bastón, pero siempre en la misma posición. En ninguna otra parte del país se había considerado como parte religioso, solo los huicholes. Gracias a esta investigación sabemos que es desde la época prehispánica", expresó Joel Santos y agregó que en las cajas por abrir hay otra figura como esta.

Ceremonia. Una semana les ha llevado armar una pieza circular que es parte de una ofrenda, la cual fue encontrada junto a dos figuras de hombres en dos extremos y otras dos figuras de mujeres amamantando en los extremos, marcando cuatro puntos.

La pieza está conformada por 30 personajes, 20 de ellos están en un circulo, sobre un plato, abrazados con el brazo derecho, la mano izquierda la tienen sobre el vientre. En la parte exterior tiene 18 personajes femeninos y dos masculinos, en el centro están nueve personajes, de los cuales cuatro tienen instrumentos musicales.

"Este tipo de platos son procedentes de la tradición Teochitlán, de Jalisco, posiblemente tengan algún enlace. Están hechas de modelaje, pastillaje, tienen un engobe color blanco y parece que algunas tienen decoración corporal", dijo Paloma Martínez.

Esto demuestra una gran unión, celebración, lo que se denota es una sociedad armónica, espiritual, a diferencia de otras culturas donde destaca la guerra los sacrificios humanos, y que la muerte es lo central.

Los expertos también resaltaron que a pesar de que Chametla tiene río y playa, en los objetos encontrados no se ve presencia de ellos.

Grandes figuras están todavía en trozos, con brazos delgados y piernas de gran tamaño, esperando ser armados sobre una mesa, en tanto que otras esperan que en los siguientes días sean microexcavadas y sacadas de las 20 cajas que faltan.