Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Ciudadanos tienen malestar por ‘gasolinazo’, pero se resignan

Los mazatlecos hablan de cómo les ha afectado el alza en la gasolina en su quehacer diario

Cada día es mas difícil abastecerse de gasolina debido a su costo

Mazatlán, Sinaloa.- Pese a que la queja social es recurrente, las protestas y la cascada de aumentos, los ciudadanos parecen  resignados al aumento a la gasolina.

Los mazatlecos siguen con sus actividades diarias y aunque mantienen la molestia por el costo del combustible, dicen no tener más opción que aguantar. “Me ha tocado estar en dos manifestaciones y la verdad creo que son buenas, pero tengo que trabajar y mientras esto se resuelve tengo que trasladarme y claro comprar gasolina aunque por el precio rinda menos”, comentó Miguel Garzón, consumidor mazatleco.

OPINAN

En busca de tener el sentir del pueblo, El DEBATE le dio voz a los ciudadanos que externaron su malestar pero también dejaron ver que no pueden descuidar sus labores cotidianas.

“Con estos costos el jodido simplemente seguirá más jodido. No me gusta pero ¿qué puedo hacer?, tengo que trabajar, aunque claro que me molesta que el gobierno no nos tome en cuenta para nada”, dijo Alejandro León.

Por su lado, Eleazar Rubio menciona que sí le ha pegado de manera considerable el aumento en la gasolina.

“Yo vendo ropa y me tengo que mover en el carro, parece que el aumento es poco pero a lo largo sí me pega. Tengo que aguantarme, seguir en lo mío pero buscar más ingresos”, culminó.

Debido al aumento de la gasolina y los insumos, los despidos se encuentran latentes en los diferentes sectores, situación que sí preocupa a la sociedad.

“La verdad no he escuchado que en mi trabajo corran a alguien, pero sí he leído que los empresarios dicen que tendrán que correr gente por lo costoso de la gasolina, eso sí me preocupa, porque ahorita no está fácil conseguir un trabajo”, señaló Julio Salcido.

EL DEBATE realizó el registro del consumo de combustible que se hace en una gasolinería y la mayoría de los conductores (el 36 por ciento) paga de 151 a 300 pesos por carga.