Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Colonias están sin agua desde la Semana Santa

MAZATLÁN

Trabajadores de Jumapam llenan los tinacos de algunas casas de La Riviera.

En Valle Bonito, el agua sale únicamente junto al medidor, es por eso que ahí se baña Roberto.

Mazatlán, Sinaloa.- El proverbio dice que "el agua no se le niega a nadie", solo que la Jumapam no siempre respeta esta sentencia y peor todavía, cobra mensualmente a los vecinos de los fraccionamientos San Marcos, Valle Bonito y Riviera, entre otros, aun cuando no provee el vital líquido.

Los vecinos coinciden que desde el inicio de la Semana Santa a la fecha (alrededor de un mes) la falta de agua ha sido permanente y en muchos de los asentamientos la Jumapam ni siquiera les lleva camiones cisternas con agua.

Situación crítica. Muchos de los asentamientos ubicados en partes altas padecen del desabasto de agua, sin que formalmente empiece el periodo de sequía, pero los pobladores del fraccionamiento San Marcos aseguran que se han visto muy afectados, pues ni siquiera les mandan pipas de agua.

Para resolver la carencia, deben comprar garrafones del líquido o acarrear desde el distrito de Valles del Ejido, donde en ocasiones el personal de la Jumapam les hacen mala cara por solicitar el servicio o les piden propina a cambio de unos litros de agua.

Dulce Camacho, de la calle San Isidro, en San Marcos, señaló que desde hace 15 días no hay agua de día ni de noche, ante eso, a diario gasta alrededor de 50 pesos en garrafones de agua para bañarse ella, su esposo y sus hijos, y el resto del líquido lo usa para lavar trastes.

Cinthia Tirado, vecina de la San Alejandro, del mismo asentamiento, expresó que desde hace dos semanas a diario han llamado a la Jumapam para reportar la falta de agua, pero la operadora sólo le asegura que pasará su reporte, más no da un número de denuncia.

Marisol Ángulo indicó que no considera justa la situación, porque las autoridades no dejan de cobrar el recibo a agua de forma puntual, pese a no abastecer de agua.

Impotencia y frustración. Las vecinas denunciaron que la intención al reportar a diario la falta de agua es con la finalidad de recibir camiones cisternas con el vital líquido, pero no lo han conseguido.

En cambio, desde que se agudizó el problema, un trabajador de la Jumapam, de nombre Genaro, que habita en la calle San Judas, de forma periódica recibe los camiones de la paramunicipal para resolver la carencia.

"Nos acercamos ayer a pedirle agua, pero nos la negaron y sólo se rió, no es la primera vez que lo hace", mencionaron casi al unísono las vecinas que en ocasiones se sienten desesperadas por no contar con agua para tan sólo descargar el sanitario o lavarse las manos.

Ana Rodríguez, de la calle San Judas, indicó que no siempre se tiene dinero para comprar garrafones de agua o los vecinos están disponibles con alguna camioneta para acarrear agua, por lo cual el aseo personal es cada tercer día o más, aún cuando ya el calor es fuerte.

El tener una familia numerosa y quedarse sin agua, hizo que Guillermo Luna, vecino del fraccionamiento, convocara a los vecinos a llevar cubetas o depósitos grandes para llevar en su camioneta y llenarlos de agua en el distrito de Valles del Ejido, donde con una manguera surtieron uno a uno los recipientes.

Problema que se repite. Los pobladores de Valle Bonito señalaron que la falta de agua no es novedad desde hace más de cuatro años que se habitó el fraccionamiento; pero desde Semana Santa el problema se agudizó, pues antes sólo tenían presión de agua a la media noche, pero desde entonces ni a esas horas.

Lorena, habitante del fraccionamiento, señaló que a diario invierte 30 pesos en garrafones de agua para lavar platos, cocinar y limpiar su casa.

Además de pagar mensualmente recibos de 84 o 76 pesos, por el supuesto servicio de agua que reciben.

La vecina señaló que pensar en la posibilidad de recibir pipas de agua para resolver un poco el problema es imposible.

Sin embargo, a diario ven pasar camiones cisterna con destino a la construcción de viviendas del fraccionamiento La Riviera.

Un poco de agua. A su vez, los vecinos del fraccionamiento La Riviera indicaron que los problemas de agua son recurrentes.

Sin embargo, ahora ya las autoridades los han beneficiado con llevar camiones cisternas de la paramunicipal eventualmente y llenar los tinacos de sus casas.

Brenda Lizárraga precisó que al menos una vez a la semana les han llevado agua.

Henry Cruz, coordinador de la Jumapam en Flores Magón, antes de llenar los tinacos de un andador del fraccionamiento La Riviera, reconoció que sí hay carencia de agua en algunas colonias del puerto, como Genaro Estrada o La Riviera y las invasiones San Antonio o Villa Tutuli, pero la situación no es grave, ya que en muchos hogares si llega agua, aunque con poca presión.

Añadió que los fines de semana se incrementa la falta del líquido, pues la zona hotelera tiene un incremento de turistas.

Puntos graves del problema

Negligencia

Los vecinos de San Marcos reportan que la Jumapam no ha enviado pipas de agua a los habitantes, sólo se privilegia a un trabajador de la paramunicipal que ahí vive.

Ausencia

El vital líquido en ocasiones se presentaba por las noches, situación que aprovechaban los vecinos para llenar sus depósitos, pero desde hace días eso no sucede.

Puntual

Cada mes los vecinos deben pagar el recibo por el servicio de agua, hasta con cobros más altos que el costo del consumo mínimo, que es de 65 pesos.

<iframe src="//www.facebook.com/plugins/likebox.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fdebate.de.mazatlan%3Ffref%3Dts&amp;width&amp;height=258&amp;colorscheme=light&amp;show_faces=true&amp;header=false&amp;stream=false&amp;show_border=false" scrolling="no" frameborder="0" style="border:none; overflow:hidden; height:258px;" allowTransparency="true"></iframe>

<iframe allowtransparency="true" frameborder="0" scrolling="no" src="//platform.twitter.com/widgets/follow_button.html?screen_name=DBT_Mazatlan"

style="width:300px; height:20px;"></iframe>