Mazatlán

"Comer capirotada es parte de la tradición cuaresmal": Teresa García

Desde hace 50 años la señora Teresa de Jesús García mantiene viva la tradición durante la Cuaresma de comer capirotada en Mazatlán, revela. 

Por  Carmen Paredes

1/4
Teresa de Jesús tiene 50 años dedicada a la cocina. Cada temporada de cuaresma prepara capirotada.(Víctor Hugo Olivas / Debate)

Teresa de Jesús tiene 50 años dedicada a la cocina. Cada temporada de cuaresma prepara capirotada. | Víctor Hugo Olivas / Debate

Bolillos, el ingrediente principal.(Víctor Hugo Olivas / Debate)

Bolillos, el ingrediente principal. | Víctor Hugo Olivas / Debate

Capirotada de leche.(Víctor Hugo Olivas / Debate)

Capirotada de leche. | Víctor Hugo Olivas / Debate

Capirotada de piloncillo.(Víctor Hugo Olivas / Debate)

Capirotada de piloncillo. | Víctor Hugo Olivas / Debate

Sinaloa.- El comer capirotada en la temporada de cuaresma es parte de la tradición mexicana, piensa Teresa de Jesús García Flores, quien tiene más de 50 años preparando este suculento platillo en Mazatlán

Teresita, como es conocida en su lugar de trabajo, ubicado en la planta alta del mercado Pino Suárez, ha luchado por conservar las costumbres entre su familia y amigos.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Historia

Con tan solo 10 años, Teresita aprendió a cocinar diversos platillos, entre ellos la capirotada.
La original es la que está elaborada con piloncillo, refiere. Con su delantal  y su cubrebocas puestos, reveló cómo prepara el mencionado platillo.

Leer más: Médicos ven lento el proceso de vacunación contra Covid-19 en Mazatlán

Primero se rebana el bolillo, para después dorarlo en el comal. El siguiente paso es mezclar el pan y tortillas con manteca y colocarlas en una cazuela de barro.

Según Teresa, los ingredientes que no pueden faltar en el proceso es el queso ranchero, plátano, pasas, ciruela pasa, y por supuesto, el cacahuate.

Aunque también hay para todos los gustos, pues también existe la capirotada de leche. Otros no utilizan los cacahuates o las pasas. La tradición ha permanecido por más de cinco décadas, y aunque hay años en los que piensan que no podrá venderse, se sorprenden.

La cocinera dijo que las nuevas generaciones siguen consumiendo de la gastronomía que se elabora en cuaresma.

Aunque saben de algunas personas jóvenes que no les gusta la capirotada, estima que se debe a que  nunca la han probado. Otra de las costumbres para estas fechas es comer mariscos.

Según Teresa, para los creyentes es muy importante seguir con las tradiciones que les inculcaron desde niños. Cada año, ella consume los alimentos típicos durante la cuaresma. Además, trata de respetar el no comer carnes rojas, como lo marca la Iglesia católica. Hay días en los que también hace el esfuerzo de ayunar.

Orgullo

El trabajo de cocinar le ha permitido a Teresa sacar adelante a sus hijos. Orgullosa de su labor, dijo que es gratificante el poder sustentar a su familia. Otra de las satisfacciones de Teresita es darse cuenta que a los comensales les gusta todo lo que cocina.

Leer más: Descuentos de hasta el 60% en hoteles de Mazatlán para atraer turistas

“Estoy contenta por todo lo que hago. Además de la rosca, hago muchos tipos de comida, pues imagínate, aprender a cocinar a los 10 años, ahorita ya tengo 60, toda una vida en la cocina. Cada día que pasa creo que me salen mejor las cosas, por lo menos a mí me gusta lo que hago”, expresó.

Esperanza

La señora Garcíatiene la esperanza de seguir trabajando en lo que le apasiona, la cocina. Además, confía en que se respeten las buenas costumbres, como el consumir la gastronomía típica para conmemorar la cuaresma. Invitó a toda la ciudadanía a consumir los platillos que cocina en el restaurante.

 
Llegan al estado de Sinaloa 35 mil vacunas Pfizer contra Covid-19

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo