Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Consumidores encuentran desorden de precios por recientes aumentos

MAZATLÁN

Mazatlán, Sinaloa.- Las amas de casa "somos las que más resentimos el alza a los alimentos", resaltó María Zárate, quien acudió como todos los domingos a hacer sus compras de la semana y el dinero no le alcanzó para llevar todo.

Con su bolsa del mandado colgada en el brazo, María empezó a recorrer los puestos en busca del jitomate que es indispensable para la elaboración de casi todas las comidas y en un negocio lo ofrecían a 4.50 y 6.00 pesos, pero el producto estaba muy maduro, casi inservible, el mejorcito lo expenden a 9 y 11 pesos el kilo, así que se tuvo que llevar la mitad de lo que siempre compra.

Le siguió con los huevos, la cartera la venden de 47, 49 y 50 pesos, varía en el tamaño del huevo, adquirió solo media cartera a 25 pesos, solo en estos productos se gastó la mitad del salario mínimo, lo que la obligará a tener todavía una alimentación más austera.

Otro alimento caro. El frijol a 29 pesos el kilogramo, aunque hay uno económico de 18 y 19 pesos, estos últimos se venden más aunque el sabor varía mucho, resaltó la señora Rosario Lerma, quien dice que ella y su esposo trabajan, perciben un poco más del salario mínimo, alrededor de 100 pesos diarios, pero tienen tres hijos y cada vez les alcanza menos el dinero para comer.

Comen lo que pueden. Hay días que solo comen sopa o frijoles caldudos y no siempre hay tortillas para todos, se llenan con nopales que sembraron el año pasado y que casi todos los días cortan y ponen a cocer.

Ahora, ante esta crisis que enfrentan, en lugar de consumirlos van a recorrer casa por casa para vender los nopales cocidos en bolsitas, para tener un poco más de ingreso.

Pocas ventas. A su vez, los locatarios de los mercados municipales, como el Miguel Hidalgo y Pino Suárez, lucen llenos, pero las ventas son mínima.

Mientras que en el Flores Magón, pese a que tienen su edificio nuevo, hay pocas ventas, alrededor de 10 o 20 personas recorren los pasillos en busca de frutas y verduras.

Mientras que los tianguis están abarrotados, en especial el ubicado en la colonia Benito Juárez, pero los vendedores aseguran que las familias llevan menos mandado.

Si antes compraban un kilo de tomate, papa y cebolla, hoy solo compran cuatro tomates, dos papas, dos cebollas.

Mientras que el pollo que era muy vendido, compran lo más económico, como son dentros y las patas.

Los vendedores de alimentos, que antes tenían contratada a por lo menos una persona, ya la despidieron pues los ingresos ya no alcanza para darle un sueldo, por más bajo que este sea, coinciden los comerciantes.

Twitter: @DBT_Mazatlan

Facebook: El Debate Mazatlán