Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

De la humildad a la fama

MAZATLÁN

Mazatlán, Sinaloa.- Sus rostros denotan emoción, inocencia, sencillez. Sin tenis que protejan del pavimento hirviente sus aún pequeños pies, los Niños Triquis descendieron del autobús que los llevó y trajo de El Quelite y enfilaron presurosos hacia el restaurante. Allí los esperaba, en el Todos los Santos, un grupo de anfitriones que los atendió de "perlas": con un exquisito platillo, agua fresca y una playera distintiva.

Famosos por jugar baloncesto de una manera muy peculiar -con los pies "desnudos"-, los infantes indígenas han ganado titulares en los medios y su ejemplar desempeño les ha dado una fama que ni ellos imaginaban.

Ahora están aquí y mejor pretexto no podía haber: el Festival Nacional. De los 2 mil 500 niños triquis que son adiestrados con el balón en una comunidad enclavada en la montaña oaxaqueña entre la marginación y la pobreza ancestrales, 27 llegaron al puerto, acompañados por cuatro adultos que conforman el "cuerpo técnico".

De esa amplia familia autóctona, 26 son becados y viven en Santa María del Tule. El grueso está diseminado en Santa Cruz, Río Venado, Talea de Castro, Huatulco y Tlaxiaco, en la mixteca alta.

Rompen tabúes...para conquistar las duelas. Hace cuatro años -en el torneo Yboa México, disputado en Aguascalientes- empezó la gratificante aventura, pero los éxitos florecieron en noviembre de 2013, cuando conquistaron de manera invicta y aplastante el Festival Internacional en Argentina.

Un año atrás, en Orlando, Florida, el equipo tuvo su primera participación -y barrera- en el extranjero y entonces sus organizadores les prohibieron jugar descalzos.

"Jugaron con tenis el primero y segundo encuentros y ya después lo hicieron descalzos", dice Rigoberto Martínez, uno de los coaches.

"Nos decían que estábamos locos, que explotábamos a los niños al dejarlos jugar sin tenis, pero todas estas injurias se acabaron y hoy ya es totalmente distinto y la gente no solo se ha acostumbrado, sino que sigue a los niños", agrega.

Los gigantes descalzos de la montaña -descritos así por la Conade- no pierden la sencillez ni la magia que sus pies destilan. "No nos mareará la fama", recalca Martínez, un joven carismático y afable.

Cada que van a un torneo, sorpresa y admiración es lo que provocan y su popularidad se acrecienta lo mismo aquí que en otros países.

Tan es así que 10 triquis se encuentran actualmente en Barcelona en un festival internacional y ya ganaron sus dos primeros duelos.

Para entrar al centro de concentración hay una serie de "requisitos", revela el entrenador.

"Debe tener un promedio escolar mínimo de 8.5 puntos; debe hablar la lengua maternal (triqui, que es idioma además) y estar dos horas diarias en el entrenamiento".

Los Niños Triquis sostendrán mañana un amistoso>>>>

<iframe src="//www.facebook.com/plugins/likebox.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fdebate.de.mazatlan%3Ffref%3Dts&amp;width&amp;height=258&amp;colorscheme=light&amp;show_faces=true&amp;header=false&amp;stream=false&amp;show_border=false" scrolling="no" frameborder="0" style="border:none; overflow:hidden; height:258px;" allowTransparency="true"></iframe>

<iframe allowtransparency="true" frameborder="0" scrolling="no" src="//platform.twitter.com/widgets/follow_button.html?screen_name=DBT_Mazatlan"

style="width:300px; height:20px;"></iframe>