Mazatlán

Ejército de Salvación reabre comedor comunitario en Mazatlán

Además de comida, los niños realizan tareas escolares y reciben clases de danza; los alimentos son gratuitos y se favorece a niños de escasos recursos; hay 30 y tienen capacidad para 50 

Por  Blanca Regalado

Los menores durante la comida que ofrece el Ejército de Salvación.(Jorge Osuna)

Los menores durante la comida que ofrece el Ejército de Salvación. | Jorge Osuna

Mazatlán, Sinaloa.- El comedor comunitario del Ejército de Salvación ya reabrió sus puertas, y ayer recibió a 30 niños con ricos platillos.

El capitán Raúl Romero, director administrativo del Centro Comunitario de Asistencia Social del Ejército de Salvación, resaltó que luego de siete años de mantener cerrado el comedor, vuelven a sus orígenes y sirven los alimentos a los niños que lo requieren.

Reapertura 

El servicio se había suspendido para reconstruir el edificio, y ahora son el apoyo para los más desprotegidos.

El comedor otorgará la comida de lunes a viernes a un grupo de estudiantes de la primaria 18 de Marzo, que se ubica en la colonia Montuosa.

Los menores fueron elegidos por la dirección del plantel, a fin de que el apoyo llegue a quienes realmente lo necesitan.

Los niños arriban a la institución, les sirven sus alimentos y luego proceden realizar sus tareas escolares. Con ello, se busca que mejoren su salud. Además, se atiende con ayuda psicológica a quienes lo necesitan.

Todos los servicios se otorgan de manera gratutita. La institución atiende a 30 menores, pero tienen capacidad para otorgar la comida a 50 niños de lunes a viernes.

El comedor comunitario del Ejército de Salvación ayer reabrió sus puertas.
Foto: Jorge Osuna

Los sábados se ofrecen clases de danza, canto y artes durante el transcurso de la mañana; al medio día, a los alumnos se les da de comer, explicó la capitana Roselia Gallardo, directora del Centro Comunitario de Asistencia Social de Mazatlán.

Añadió que se vigila que los alimentos cumplan los nutrientes que requieren los menores.

Donativos

El capitán Raúl Romero, en compañía del represente legal Ramón Arnulfo Peralta, resaltó que los servicios que se otorgan a los niños se hacen de manera transparente.

Desde los donativos que se hacen en dinero a la institución, se hacen apegados a los que marca la ley. 

Solo en mes de diciembre, el Ejército de Salvación lleva a los niños a cantar los villancicos y recolectan dinero.

La organización recibe donaciones en especie en las instalaciones que se ubican en la avenida Juan Carrasco, casi esquina con Gutiérrez Nájera. 

Las personas que decidan apoyar pueden entregar despensas. Lo que más urgen son sillas y mesas para que pueden comer todos los niños al mismo tiempo. También necesitan un refrigerador para poder guardas alimentos, explicó la capitana Roselia Gallardo. 

El Centro Comunitario de Asistencia Social también recibe ropa para el bazar. Ahí cuentan con prendas para niños, jóvenes y personas de todas las edades que donan a quienes lo requieran.