Mazatlán

El estiaje aprieta fuerte a ganaderos en San Ignacio

Los productores de San Ignacio esperan la entrega de 90 mil pacas de tasole para evitar la muerte del ganado

Por  Yolanda Tenorio

El ganado empieza a bajar de peso por la escasez de alimento.(Yolanda Tenorio)

El ganado empieza a bajar de peso por la escasez de alimento. | Yolanda Tenorio

San Ignacio.- La falta de agua para el ganado se vive en todo el municipio de San Ignacio, indicó el presidente de la Asociación Ganadera de Coyotitán, Ramón Alberto Velázquez Ontiveros.

Expresó que no es la falta de pozos de abastecimiento lo que genera el problema, sino que las lluvias pasadas fueron muy escasas y el nivel de los mantos acuíferos ha disminuido considerablemente a la fecha.

Los afectados

Velázquez Ontiveros señaló que ya son varias las comunidades que viven este problema: La Tasajera, Palmarito, Ponce, Limón de los Peraza, Coyotitán, El Cuichi, El Carmen, La Labor y Los Mecates. Por este motivo, se están preparando para solicitar al Gobierno del Estado la rehabilitación de las represas para almacenar agua en la próxima temporada de lluvias.

Mencionó que en reunión de consejo se aprobó enviar al municipio por escrito las carencias en el sector ganadero, que ya son de su conocimiento porque han recorrido el municipio, en las que se hará especial énfasis en los represas y bordos abrevaderos.

El líder ganadero señaló que están en espera de las primeras precipitaciones pluviales para que se abastezcan los bordos para el ganado en la zona de uso común.

Señaló que la política que han adoptado por acuerdo del alcalde Iván Ernesto Báez Martínez es que el ganado no beba agua potable que es de uso exclusivamente humano, y que los productores tengan sus propios pozos para que estén dando de beber a sus hatos.

Los precios

Señaló que el edil se comprometió a enviar 90 mil pacas de tasole para los ganaderos del municipio, cuyo costo será únicamente el traslado. Añadió que en La Cruz de Elota ya iniciaron las trillas para ser enviadas a San Ignacio.

Añadió que en Piaxtla y Duranguito de Dimas ya comenzaron a trillar desde hace una semana, y de acuerdo con un convenio realizado, están vendiendo el alimento a los ganaderos del municipio a  20 pesos.