Mazatlán

El miedo a COVID-19 hace que usuarios saturen hospitales públicos en Mazatlán

En el IMSS e Issste los pacientes  llegan desde las 05:00 horas y tienen que esperar mucho para ser atendidos por el médico, que solo consulta a pacientes con males respiratorios y sospechosos 

Por  Blanca Estela Regalado López

El miedo a COVID-19 hace que usuarios saturen hospitales públicos en Mazatlán(Foto: Víctor Hugo Olivas/EL DEBATE)

El miedo a COVID-19 hace que usuarios saturen hospitales públicos en Mazatlán | Foto: Víctor Hugo Olivas/EL DEBATE

Mazatlán, Sinaloa.- Cientos de personas con dolor de cabeza, escurrimiento nasal, tos y fiebre elevada saturan los hospitales públicos de la localidad, por temor a la pandemia del coronavirus.

Esperan durante horas

Los pacientes madrugan por una consulta y tienen que esperar entre cuatro y cinco horas para ser atendidos en los consultorios que se habilitaron para atender a usuarios que se sospeche que podrían estar infectados por el coronavirus.

En el IMSS, que atiende al   mayor número de población, se observan largas filas de derechohabientes que temen a la pandemia y que los patrones los están obligando a ir para que presenten incapacidad. Telma Johana acudió el viernes pasado pero sigue con los malestares. 

En su trabajo maneja alimentos y le exigen incapacidad o constancia que indique cuál es su enfermedad. Teme perder su empleo de no presentarla. 

Así como este, hay decenas de casos, y por una simple gripe tienen que ir a consulta porque la mayoría dice tener  miedo de contraer el Covid-19, como Jesús Martínez, que debido a que padece un mal pulmonar tenía cita con el neumólogo, pero lo mandaron a consulta a la “cliniquita” ubicada a un lado del Hospital General 3 del IMSS.

Protocolo

En el Issste, gran parte de la población que llega a consulta son adultos mayores con males crónicos, resfriado y dolor de huesos.

La directora de la clínica, Ana Eugenia Barrera Vivanco, dijo que desde que inició la contingencia han ingresado a cuatro pacientes sospechosos.  

Tres salieron tras dar negativo al Covid-19 y solo hay uno a la espera de resultados. La atención se sigue brindando con todos los protocolos indicados por la autoridad sanitaria para evitar que se  propague la enfermedad.

Cierran calle

En el hospital municipal se cerró la calle Juan Escutia, entre Insurgentes e Independencia, para instar carpas y sillas para mantener a los usuarios en sana distancia. Van pasando a la unidad de uno por uno.

El director de Servicios de Salud del municipio, Al-fonso Sandoval Sánchez, comentó que cuentan con 10 espacios para mantener aislados a  pacientes con coronavirus.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo