Mazatlán

Empleados del rastro municipal en Mazatlán están asustados

La cercanía de la apertura del rastro Tipo de Inspección Federal aumenta el temor sobre su situación laboral

Por  Blanca Regalado

Empleados del rastro municipal en Mazatlán están asustados(Víctor Olivas/EL DEBATE)

Empleados del rastro municipal en Mazatlán están asustados | Víctor Olivas/EL DEBATE

Mazatlán.- Trabajadores del rastro  municipal  Doctor Rafael Domínguez Gómez  se encuentran en incertidumbre ante la cercanía de la apertura del nuevo rastro Tipo de Inspección Federal (TIF).

Aún desconocen cuál va a ser su situación laboral, resaltó la representante sindical Karla Marcela Plaza Álvarez.
Resaltó que este sitio de matanza laboran más de 100 personas, entre sindicalizados y de confianza.

Incertidumbre

Están trabajando de manera normal,  todos los días se sacrifican en promedio 60 reses y 80 puercos. Pese a que se mantienen ocupados, se dicen preocupados pues hay trabajadores que les quedan tres a cinco años para jubilarse.

La mayoría tiene entre 20 y 22 años de servicio, y con el nuevo rastro desconocen cuál será su destino, pues ninguna autoridad les ha notificado cómo van a trabajar, y sobre todo, no les han garantizado que conservarán  sus puestos.

Rastro Tipo TIF  casi listo para se r inaugruado
Foto: Víctor Olivas/EL DEBATE

Esta situación los tiene muy preocupados porque  con lo que ganan en este empleo mantienen a sus familias. 

Plaza Álvarez recalcó que hay otros municipios que cuentan con rastro TIF, pero también opera el rastro municipal.

Le hacen un llamado a la al presidente y los directivos del centro de matanza para que les indiquen cuál será la situación de quienes ahí laboran.   

Antecedentes

La construcción del rastro TIF arrancó el 21 de marzo del 2018. El gobernador del estado, Quirino Ordaz Coppel; el secretario de Agricultura y Ganadería, Juan Enrique Habermann Gastélum, y el entonces alcalde, José Joel Bouciéguez, pusieron la primera piedra de esta obra, en la que se invirtieron 79 millones de pesos. 

Gobierno Federal, a través de la Sagarpa, invirtió 30 millones de pesos; el Ayuntamiento de Mazatlán, 40 millones, y el resto, los ganaderos.

El edificio está ubicado en la comunidad de El Vainillo, Mazatlán, y listo para operar.

La última fecha que se dio para entrar en funciones es a fin de este mes.

Características

El rastro estará certificado por el Servicio Nacio-nal de Sanidad, Inocui-dad y Calidad Agroali-mentaria (Senasica), de la Sagarpa. Tendrá capacidad para el sacrificio de 150 porcinos y 75 bovinos por día. 

Esta producción favorecerá a las Asociaciones de Ganaderos de Mazatlán, Concordia y de todos los municipios de la región sur.

Además de generar más fuentes de empleo.

Los empleados del rastro en funciones confían en ser parte del cambio con el rastro TIF.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo