Mazatlán

En poco ayudan los módulos de cómputo en Mazatlán, la mayoría no tiene internet

 La mayoría carece de internet, y el que sí tiene la capacidad, solo alcanza para tres equipos

Por  Blanca Estela Regalado López

En poco ayudan los módulos de cómputo en Mazatlán, la mayoría no tiene internet(Foto: Víctor Hugo Olivas/ EL DEBATE)

En poco ayudan los módulos de cómputo en Mazatlán, la mayoría no tiene internet | Foto: Víctor Hugo Olivas/ EL DEBATE

Mazatlán, Sinaloa.- Todos los días, alumnos  acuden a los Centros de Desarrollo Comunitarios en Mazatlán (Cedecom) que habilitaron con computadoras, pero aún sin internet.

La promesa de tener centros de cómputo con internet para apoyar a los alumnos de nivel básico, medio y superior en la educación en línea no se ha podido concretar.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

El Cedecom ubicado en la colonia Pino Suárez se encuentra a cargo de Dania Santos. Ella compartió que ya recibió la capacitación del programa educativo sobre los temas para los alumnos de todos los niveles y los libros de texto de nivel básico, pero aún no tienen internet para poder abrir este centro para los alumnos.

Está ubicado en una zona marginada y los padres no tienen para pagar internet o poner saldo a los celulares, por ello es que acuden al Cedecom.

Mientras, el Centro de Desarrollo Comunitario en la colonia Genaro Estrada, que es el más grande, con  16 computadoras, tiene internet.

No obstante, no cuenta con la capacidad para trabajar en todas las computadas, solamente en tres equipos.

Este centro está en un sitio que puede atender a varias colonias y la comunidad Miravalles. De esta última acudieron por la tarde tres niños, explicó la coordinadora Elena Sánchez.

Centros

Este programa para apoyar en la educación a distancia es del Gobierno Federal, Estatal y Municipal.

Aún no puede concretarse porque la Secretaría de Innovación del Estado no ha instalado el sistema de internet con la capacidad que requieren los centros para operar. En dos días se cumple el primer mes de las clases en línea.

Hay familias que no pueden con los gastos de copias y pagar saldo para mandar evidencia a los maestros.
Veían en los Cedecom una  forma de apoyarse, de ahí la insistencia de que se habiliten, resaltó María Teresa Martínez, madre de dos niños que estudian primaria.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo