Mazatlán

Entrega de uniformes y útiles fluye; va a la mitad

 El secretario de Economía resalta que se han registrado pocas anomalías y se han atendido de inmediato

Por  Blanca Regalado

Los padres acuden por las prendas escolares de sus hijos.(Foto: Jorge Osunas/EL DEBATE)

Los padres acuden por las prendas escolares de sus hijos. | Foto: Jorge Osunas/EL DEBATE

Mazatlán, Sinaloa.- El canje de los uniformes y útiles escolares fluye con rapidez, aseguró el secretario de Economía del Estado, Rafael Lizárraga Mercado.

Añadió que desde que inició el programa, el avance ha sido entre un  47 a 50 por ciento.

Ágil

La entrega de los apoyos escolares se agilizó con el lector de barras, que permite acceder de inmediato a los datos del alumno sin tener que teclearlos, lo que sin duda reduce tiempos en el canje.

Es un programa que va en el noveno año y esto ha permitido mejorarlo.

Además, los padres de familia están muy bien organizados. Acuden ante los proveedores ya con toda su documentación completa y en orden. Esto agiliza el trámite y casi de inmediato reciben los apoyos escolares.

Población 

El funcionario reiteró que  este año, la población estudiantil favorecida es de 506 mil alumnos en educación preescolar, primaria y secundaria, distribuida en los 18 municipios del estado de Sinaloa.

Cada alumno recibe dos uniformes y un paquete de útiles escolares. Los padres deciden de manera voluntaria dónde hacen el canje de esta ayuda que otorga Gobierno del Estado.

Es el tercer año que el actual gobierno que encabeza Quirino Ordaz Coppel favorece la economía de las familias sinaloenses.

Beneficio

Lizárraga dijo que los padres que por alguna causa no han podido inscribir a sus hijos, también tendrán los apoyos.

En cuanto los registren e ingresen al sistema, de inmediato se favorecen con la donación del paquete de útiles y de los uniformes.

El programa, que arrancó el 12 de agosto, se mantendrá hasta el 15 de diciembre de este año.

En un recorrido se pudo observar que las tiendas que participan en el programa, presentan gran afluencia de padres.

Encargados esperan que este sábado y domingo se sature pues los padres que descansan el fin de semana podrán acudir por las prendas y los útiles de los niños.

Esmeralda Tirado tiene tres hijos, una niña en preescolar y dos en primaria.

Explica que pese a había mucha gente, en solo 15 minutos pudo hacer el trámite, que es lo que tardaron los  niños en medirse las prendas.

Mientras que Lucía Martínez explicó que en su colonia (Francisco Villa) hay varios proveedores pero no tenían todas las tallas y fue necesario acudir al centro de la ciudad.