Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Estaban de fiesta cuando las ráfagas los alcanzaron

Desconocidos realizan ataque mientras se realiza reunión en un domicilio en el fraccionamiento El Cid

La escena del crimen y uno de los autos asegurados.EL DEBATE

Mazatlán, Sinaloa.- Dos hombres ejecutados y cuatro personas heridas -dos de ellas de gravedad- es el saldo de un ataque a balazos ocurrido ayer en la madrugada en el fraccionamiento El Cid.

 ESTABAN DE FIESTA

El violento hecho sucedió aproximadamente a las 02:30 horas del sábado en un domicilio particular de la calle Don Julio Berdegué Aznar, lugar donde se realizaba una celebración.

Hasta el lugar llegaron varios desconocidos armados, quienes comenzaron a disparar contra las personas que se encontraban en lugar, quienes comenzaron a dispersarse.

 

Las ráfagas de las metrallas causaron heridas al menos a seis de los presentes, dos de los cuales habrían perecido en ese mismo instante debido a la magnitud de sus lesiones.

Trascendió que las dos personas que perdieron la vida se encontraban dentro del domicilio, uno en el área de la alberca y otro en un pasillo; mientras que la fémina que resultó herida quedó en la parte de afuera.

Las autoridades competentes vigilan.EL DEBATE

Paramédicos de Cruz Roja arribaron al lugar y prestaron los primeros auxilios a la mujer, quien fue identificada como Angelli N., la cual fue llevada a un hospital de Mazatlán.

En el mismo hospital, otro hombre, identificado como Iván N., con domicilio en el vecino estado de Nayarit, fue atendido tras haber recibido un impacto de bala en el fémur derecho, aunque él no fue trasladado en ambulancia.

Del mismo modo, las otras dos personas lesionadas, cuyo sexo y generales  se desconocen, acudieron por sus propios medios a una clínica particular para recibir atención médica.

Afuera del domicilio se pudo apreciar que dos automóviles compactos se encontraban dentro del área acordonada, los cuales fueron asegurados por las autoridades. Se desconoce la ruta de entrada y salida que tuvieron los atacantes, así como el modo en que operaron, pese al hecho de que el fraccionamiento cuenta con casetas de vigilancia con acceso restringido y guardias en todos los alrededores.

Hasta el momento, las autoridades y la administración del lugar han actuado con gran hermetismo.