Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Estudio cuestiona efectividad de apoyos alimenticios en México

PROGRAMAS

Mazatlán, Sinaloa.- En municipios de todo México es común ver a alcaldes y funcionarios públicos entregar despensas y alimentos a familias de escasos recursos, pero son las transferencias de dinero en efectivo las que están dando de que hablar en el extranjero.

Utilizando una foto de ejemplo del exalcalde de Mazatlán, Alejandro Higuera Osuna, el portal de internet de Estados Unidos, Vox.com, habla de los programas alimenticios utilizados en México para la población de bajos recursos.

Para los sinaloenses es algo común ver a un funcionario público o asociación gubernamental entregar despensas a hogares de bajos recursos o alimentos en días simbólicos del año, como los "Pavipollos" que entregó Higuera Osuna durante las fechas decembrinas en la zonas rurales cerca de Mazatlán para que las familias tuvieran su cena de navidad.

Pero el estudio del alumno de la escuela Naval Jesse Cunha, da a entender que esta tal vez no sea la mejor manera de ayudar a los necesitados.

Estudio. En su trabajo, Cunha da a conocer que en el Programa de Apoyo Alimentario lleva a hogares en zonas rurales 10 artículos indispensables para la alimentación, como frijoles, arroz, aceite, y leche en polvo, entre otros.

Durante el inicio del programa, en el 2003, el gobierno llevó a cabo un experimento en 200 pueblos con hogares elegibles.

Las familias recibían aleatoriamente despensas, transferencias de dinero o nada.

Al evaluar la información experimental, Cunha encontró que las familias que recibieron efectivo o alimentos tuvieron un consumo más elevado en comparación a las que no recibieron apoyo.

En otras palabras, menciona Vox, brindarle apoyo con dinero en efectivo a las personas es igual o más efectivo que entregar alimentos, pero hay una gran diferencia entre las dos.

Efectivo, la mejor opción. Mientras las dos estrategias incrementan el consumo de alimentos, Cunha menciona que las personas utilizando su dinero para comprar alimentos, compran artículos diferentes a los entregados en despensas.

Hay dos posibles interpretaciones, una es que el gobierno está mal identificando los alimentos necesitados por las personas y así dando mal uso de dinero que podría ser mejor utilizado por las personas en necesidad del apoyo.

Otro punto clave a favor de las transferencias de dinero en efectivo es que tiene un costo 18 por ciento menor que entregar productos alimenticios.

Cunha indica que si se entregan mil pesos de apoyo, el brindar ayuda en forma de alimentos tendría un costo de 167 pesos, por lo tanto solo se entregaría 833 pesos de comida, mientras entregar dinero en efectivo solo tiene un costo de 24 pesos, incrementando a 976 pesos el apoyo total.

Según Vox, este es solo un estudio, pero agrega a una gran cantidad de estudios que indican que las personas no mal usan el dinero para comprar otros artículos en cambio les ayuda a salir adelante y alimentarse correctamente.