Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Fabricante se deslinda de falla en el Tiburonario

 En un comunicado a nombre de la empresa Reynolds, se señala que el acrílico fracturado del tiburonario fue removido en diciembre pasado

Mazatlán, Sinaloa.- La empresa de relaciones públicas Ogilvy, de la Ciudad de México, emitió un comunicado por correo electrónico en nombre de la empresa Reynolds, donde señala que la falla del acrílico en el Tiburonario se debió a que dicha pieza fue removida inadecuadamente en diciembre del 2016.

SEÑALAMIENTO

En el documento adjudicado a Reynolds, la empresa señala que el acrílico que se fracturó el pasado 1 de febrero de este año fue removido con un equipo pesado e inadecuado, y reinstalado por una empresa local, ajena a la compañía de acrílicos, sin consentimiento ni supervisión de Reynolds.

Asimismo, informó que el  Acuario de Mazatlán solicitó el 23 de enero del año en curso una cotización para un nuevo panel de acrílico para el tiburonario, lo que puso en duda a la industria sobre el por qué se realizó tal petición, sin embargo, por parte de la administración del centro de entretenimiento no se tuvo razón sobre la referida solicitud.

En el aviso, Reynolds agregó que el acceso al equipo de expertos e ingenieros profesionales  les fue negado, por lo que no pudieron hacer la verificación ni apoyo a la investigación que se está realizando en el inmueble.

DESCONOCIMIENTO

Cuestionado sobre la información que la empresa de relaciones públicas emitió a nombre de Reynolds, Jorge Gomezllanos Chavarín,  exdirector del Acuario de Mazatlán, aseguró que tal documento tiene datos falsos y contradictorios.

“Acuario nunca realizó trabajos (de remoción). Creo que Reynolds no está informado que no fue Acuario  el que hizo los trabajos en el tiburonario, fue una empresa que ganó la licitación, que es Gobierno del Estado quien lo realizó.”

El documento enviado por la empresa señala que el mencionado acrílico fue removido en diciembre del año pasado. Ante esto, Gomezllanos respondió que en tal fecha no pudo haberse removido, pues el tiburonario de Mazatlán tiene agua desde el 17 de noviembre del 2016.

“El tanque inició su llenado el 17 de noviembre y terminó el 23 de noviembre, no se pudo haber removido el acrílico en diciembre porque eso sería imposible”, expresó.

Aseguró que  Reynolds está equivocado en la información que da a conocer en su boletín.

“Es que la supuesta remoción no la realizó el Acuario,  porque Acuario nunca hizo trabajos dentro del tanque, siempre lo hicieron empresas constructoras que ganaron la licitación”, reiteró.

Aunado a esto, el exdirector del centro de entretenimiento mazatleco comentó que el escrito no indica en qué punto fue removido el acrílico, no señala que fue colocado mal, ni que no contaba con las dimensiones específicas.

“La información de Reynolds es errónea completamente. Me preocupa que una empresa tan sería como Reynolds dé esa información. Está muy raro.”

El líder de la Canaco, Omar Osuna Osuna, y constructor de una de las etapas del tiburonario solamente aprobó la opinión de la empresa.

SIN RESPUESTA

EL DEBATE realizó diversas llamadas a Ogilvy Public Relations para ampliar la información, pero no contestaron la llamada en los números de contacto.

En su página web, http://www.ogilvy.com.mx/ hay diversos boletines, pero ninguno en referencia a Reynolds o el tiburonario de Mazatlán.

Igualmente, se ha intentado entablar comunicación con la empresa de manera directa, sin obtener respuesta.

Tambien te puede interesar