Mazatlán

Familias exigen al gobierno de Mazatlán que surta farmacias

Reclaman el Seguro Popular pues desde que pasó a ser Insabi, ya no les cubren los tratamientos

Por  Blanca Estela Regalado López

Familias exigen al gobierno de Mazatlán que surta farmacias(Foto: Víctor Hugo Olivas/EL DEBATE)

Familias exigen al gobierno de Mazatlán que surta farmacias | Foto: Víctor Hugo Olivas/EL DEBATE

Mazatlán, Sinaloa.- Las familias de pacientes Covid-19 internados y de otras patologías ya no pueden con la carga de la compra de los medicinas que les exigen en el hospital general.

“Lástima de un edificio tan grande, bonito, equipado, buenos médicos y enfermeras, pero con una farmacia vacía”, opinó  Leticia Sánchez, quien llevó a su mamá con dolor en el estómago y en la institución no tenían ni siquiera una jeringa para inyectarla.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Adela Martínez tiene internada a su nieta en el área de neonatos. Está contenta con la atención que le dan, pero no hay medicinas y tiene que pagar todo.

Mientras que Javier López tiene internado su suegro por Covid-19 y ya no pueden con los gastos. Para comprar el tratamiento se han endeudado.

Hasta en redes sociales hay personas que solicitan apoyo de la población para la compra de las inyecciones, que cuestan 20 mil pesos.

Reclamo

Hay desesperación y angustia por el coronavirus. Los reclamos son para el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

“Nos quito el Seguro Popular y puso el  Insabi, que no sirve para nada”, recalcó María Hernández. Aseguró que su madre murió porque no pudieron comprar las inyecciones de 20 mil pesos.

Las  familiares  de pacientes internados esperan a la entrada del nosocomio a los repartidores de medicinas de una farmacia privada para pedir que les surtan la receta, pero no todos pueden ya con esta carga económica.

Solidaridad

En medio de la pandemia, la solidaridad a las personas  más vulnerables se hace  presente a través de la Asociación Amigos de San José María.

La directiva Amparo López,  afuera del hospital general está atenta a la salud de señor que encontró en la calle enfermo de una pierna.

Lo llevó al nosocomio, lo cuidan y compran su tratamiento. En la semana apoyaron a una señora sin familia.

Al interior del hospital encontró un caso de un adulto mayor con cáncer y su único familiar es su  mamá, de 84 años.

La familia no puede con los gastos del tratamiento y la  Asociación Amigos de José María se hace cargo. Amparo dirige un comedor que se ubica en el centro de la ciudad. 

Ahí reparten más de 200 alimentos diarios, entre desayunos y comidas, a personas en situación de calle y migrantes. Pide a la población que se sume a esta noble labor.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo