Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Gobiernos débiles solapan lavado de dinero

Considera Vidal Romero León, especialista en Ciencias Políticas; afirma que también es imposible la operación ilícita sin el respaldo de la autoridad

Foto ilustrativa / EL DEBATE

El sector político en México ha solapado y permitido que la corrupción y el lavado de dinero se conviertan en casi una normalidad en los estados de la República, así lo expuso Vidal Fernando Romero León en entrevista con EL DEBATE, quien es doctor en Ciencias Políticas por la Universidad de Stanford.

El maestro del ITAM menciona que es imposible que el crimen organizado y el lavado de dinero se mantengan sin la participación del gobierno: «El lavado de dinero en los estados siempre se va a dar con la anuencia del gobierno. Es común mirar actores políticos acusados por ese delito, situación que desnuda a los gobiernos y sus representantes. Es inexplicable que una organización delictiva del tamaño del Cártel de Sinaloa se mantenga sin la complicidad del gobierno, y claro, también de la sociedad», dijo. 

«Por lo general, cada alcalde sabe de dónde viene el dinero para las obras particulares, como hoteles o restaurantes, que se realizan en su municipio; pero se calla porque esto le genera ingresos por lo cobros municipales», expresó Romero León. 

Refirió que no es casualidad que las empresas donde más se mueve el crimen sean también en las que más se lava dinero o de donde salen personajes políticos con mayores acusaciones, pues —comenta— el narcotráfico y la inversión ilícita por lavado de dinero siempre van de la mano.

Crece en estados corruptos 
Romero manifestó que los índices más elevados en el lavado de dinero se dan en aquellos estados donde se muestra mayor debilidad en sus gobiernos: «Este delito (lavado de dinero) genera un problemón para el país, ya que trae mucho incentivo perverso para el político y el empresario que miran ventaja en la adquisición de bienes.

La clase política se encuentra manchada, pero creo que como sociedad conocemos poco de la relación que en verdad tiene con las bandas del crimen organizado. Lo que sí es claro es este delito se da mucho más en estados con instituciones débiles y corruptas», declaró Romero. 

El analista en temas de seguridad expresa que lo más lamentable en el problema del lavado de dinero se viene acarreando desde hace más de 10 años, sin que el gobierno haga nada relevante al respecto. 

También mencionó que en el país —pero mayormente en los estados que sufren este problema— de manera recurrente se quieren cambiar las políticas públicas, que a ojos de todos no han sido funcionales. 

"Todos los que estamos fuera de la clase empresarial en algún momento sospechamos que determinado empresario se encuentra lavando dinero. Sin embargo, el gobierno pareciera no darse cuenta, ya que muy poco se acusa o se realizan investigaciones. En los estados violentos del país se requiere de hacer cambios en las políticas públicas, ya que al mirar el desarrollo de estos nos damos cuenta de que sus actuales maneras de trabajo no son funcionales", dijo Romero León.