Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Hay misoginia en la política

MAZATLÁN

Mazatlán.-La senadora sinaloense Diva Hadamira Gastélum recibió esta semana la presea "Mujeres de Excelencia", premio otorgado por la Cámara Nacional de Mujeres

Se trata del segundo año consecutivo que la legisladora recibe este reconocimiento por su labor como presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género.

En entrevista con EL DEBATE, Gastélum habló de este y otros temas como la violencia política y la misoginia que prevalece en el país.

¿Por qué le otorgaron este reconocimiento?

El premio es por la "excelencia a la mujer". Aunque se me hace muy alto el título, la gente votó por mí. El tema de la paridad me dio una de las valoraciones. El primer premio lo obtuve en diciembre de 2009, por la "Ley de acceso a una vida libre de violencia", una ley novedosa y vanguardista que le dio vuelta al mundo. Estábamos buscando saber cómo la violencia extrema en las mujeres podía tener cabida, describir qué era el feminicidio. Nos cerraron la puerta en los códigos penal y federal, avanzamos porque logramos tipificar la violencia en verbal, emocional, patrimonial e institucional.

¿Por qué concentrarse en cuestiones legislativas que tienen relación directa con la mujer?

No me dedico solo a eso. Logré una resolución para que a México se le reconozca en la Red de Acuacultura de las Américas, también defiendo el tema de la discriminación en contra de la gente pequeña, la discapacidad. He abanderado la pesca en la Cámara de Senadores, el miércoles acabamos de lograr este avance. Soy autora del fondo que se le dio a los acuacultores por la pérdida de entre el 80 y el 95 por ciento de la cosecha por la muerte temprana, me encanta la materia legislativa. Ser parlamentaria no significa que trabajes en una sola área. La presidencia que ostento me liga a tener una agenda al respecto, sí, pero participo en otras muchas comisiones. Soy secretaria de la Comisión de Derechos Humanos, pero soy integrante de puntos constitucionales, soy secretaria de pesca, soy líder de la Copa, soy líder de la ICM y tengo una silla en el consejo de grupo. Pero no estamos impedidas en participar en toda la materia.

¿Han tenido que empujar las legisladoras para lograr mayor reconocimiento?

Hay un avance en la paridad legislativa para senadoras, diputadas federales y locales. Pero no hemos crecido políticamente. Solo siete estados del país han homologado la ley. Solo el 7.6 por ciento de las mujeres son presidentas municipales. Apenas en la elección pasada no llegamos ni al dos por ciento de crecimiento, no hemos sido capaces de alcanzar ni un diez por ciento de crecer en el país en presidencias municipales.

Todavía hay misoginia en la política. Si revisamos síndicas procuradoras es cero el crecimiento, hemos crecido en regidurías, diputaciones locales, senado de la república y diputación federal. En la elección pasada, producto de una sentencia que nosotras promovimos, en el PRI, 56 hombres tuvieron que dejar su espacio para que llegara una mujer y cuatro en el senado de la república, esto quiere decir que los obstáculos y las resistencias siguen. Las mujeres estamos buscando igualdad sustantiva.

¿Cuál es el futuro político de su carrera, hay aspiraciones para las próximas elecciones?

Es lógico que uno aspire, porque como mujeres, tenemos posibilidades de aspirar y que se reconozca que ocupamos en Sinaloa alguna legislatura, senaduría o gubernatura.

Antes que nada, a la gente le importa mucho la honestidad, la transparencia, productividad y de esta manera votan por la figura, no por el partido. La gente pide seguridad como primer plano, pide mucho trabajo tendrá que ver con elementos como estos, que a veces dejamos.