Selecciona tu región
Mazatlán

Hoy en el Día Internacional de la Protección al Jaguar, se trabaja en su protección en Sinaloa

Grupos ecologistas luchan por crear una cultura de conocimiento y respeto para rescatar a esta especie de la extinción.

Por Yolanda Tenorio

-

Sinaloa.- Hoy, en el Día Internacional de la Protección al Jaguar, se recuerda que en México es el único país de Latinoamérica que ha logrado mapear a esta especie, trabajando para salvarlos de la extinción. En Sinaloa, y específicamente en San Ignacio, se realiza desde un censo desde el 2010. Ese año se realizó el primer censo poblacional del jaguar en todo México, y entre el 2016 y 2017 se hizo el segundo.

A partir de esos dos censos se hizo un estudio geográfico que acaba de ser publicado internacionalmente. Se trata de un antecedente científico muy importante, explica  Yamel Rubio Rocha. 

“Sabemos dónde están los jaguares en México, sabemos dónde están en Sinaloa y en San Ignacio. Somos el único país que ha logrado llegar a este punto de mapear la población del jaguar”, señala la  bióloga y catedrática de la UAS, además de encargada del censo del jaguar en Sinaloa.

Los estudios 

De acuerdo con los resultados de los estudios hechos en San Ignacio, por cada 100 kilómetros cuadrados se tiene un promedio de cuatro jaguares. Esto mantiene en la media poblacional, lo cual es bastante bueno.

Leer más: Comienza el rescate de espacios culturales en San Ignacio, Sinaloa 

“La población de este felino se ha mantenido y hay una tendencia al aumento”, dijo la bióloga.
Advierte, sin embargo, que se tienen que seguir trabajando en la recuperación de la especie, pues hay zonas donde este animal está desapareciendo y hay zonas donde la población va en aumento.

“En San Ignacio se ha mantenido y levemente ha habido un incremento del 10 por ciento. Es poco, pero es un buen dato. Creo que están rindiendo frutos los esfuerzos que estamos haciendo como colectivo, las universidades, los gobiernos locales, los ganaderos, los señores de campo y la población”, mencionó.

Nueva cultura

Rubio Rocha explicó que aparejado al trabajo de campo, se promueve una nueva cultura de conservación.

Como ejemplo, menciona que ya se cuenta con el Museo del Jaguar en Cabazán, donde se ha hecho un trabajo permanente de inculcar la importancia de los jaguares.

Se trata de un espacio que  ha recibido miles de personas a lo largo de estos siete años y es una manera de como se ha impactado de manera positiva en el conocimiento y conciencia de las personas.

“En este momento, la gente tiene otra perspectiva del jaguar a hace 10 años, esto a través del trabajo de comunicación que hacen los medios, de hacer llegar el conocimiento y resaltar las bondades en este caso del jaguar, como habitante de las selvas secas de San Ignacio”, agregó la ambientalista. 

Leer más: Buscan fortalecer la minería en San Ignacio, Sinaloa; Alcalde se reúne con ejidatarios de Durango

Para entender...

La reserva

San Ignacio cuenta con una de las reservas más grandes de Sinaloa: la Meseta de Cacaxtla, un área protegida por la Conanp, que abarca casi 51 mil hectáreas. Es el hábitat del jaguar, el superpredador más grande de América Latina. Es considerada una especie próxima a la amenaza de extinción ya que el 50 por ciento de su hábitat natural ha sido destruido por el humano. 

Manifestantes contra la planta de fertilizantes bloquean carril de acceso a Topolobampo, Sinaloa
Síguenos en

Yolanda Tenorio

Colaboradora Externa

Ingresé a El Debate de Mazatlán el 21 de febrero del 2008, como corresponsal del municipio serrano de San Ignacio, Sinaloa. Mi trabajo es cubrir todo tipo de hechos, pero lo que más me apasiona es redactar reportajes especiales, en específico de las comunidades de la zona serrana, pueblos abandonados por la violencia y por la falta de oportunidades. Disfruto especialmente del género de la crónica, realizar entrevistas y semblanzas de personajes. Las raíces de San Ignacio son de un pueblo misional jesuita lleno de cultura, gastronomía e historia. Tenemos sierra y costa, minería, pesca, acuicultura, agricultura y ganadería, así como reconocidos músicos de banda. Trato de que todo eso se refleje en mis trabajos periodísticos. También de vez en cuando cubro noticias en el municipio de Elota, vecino de San Ignacio. Algo que me ha dado mucha satisfacción es ayudar a personas a conseguir beneficios a través de mi trabajo periodístico.

Ver más