Mazatlán

J. Ascensión Arellano » Un artesano del hielo y sabores que deleitan el paladar «

MAZATLÁN
Avatar del

Por: Lidia lizárraga

Mazatlán, Sinaloa.- Hace 45 años aprendió la técnica de su tío en Guadalajara.

Pero el gusto por crear los helados de pirulí, picos o de lápiz como los llaman los clientes, lo descubrió hasta años después cuando vio el placer que daba a las personas que comían sus creaciones.

>

Hechos en un molde de acero inoxidable, los helados de pirulí en los últimos meses son un atractivo más de lo que ofrece el puerto a los turistas nacionales y extranjeros que visitan la ciudad.

Los helados "El Gato", los encuentran fácilmente en pleno centro de la ciudad.

Durante el verano, los helados se hacen todos los días, se producen más de 100 piezas y se venden al día, ya que los mazatlecos y ahora los turistas, los buscan para refrescarse en los días de intenso calor.

Dedicado a los helados. J. Ascensión Arellano Mora "El Gato", como se le conoce en la ciudad, cuenta que aprendió el oficio de heladero cuando tenía alrededor de 18 años.

Originario de Fresnillo, Zacatecas, pero criado en Guadalajara, donde aprendió a hacer esos productos gracias a que tenía un tío con ese oficio.

Comenta que nunca pensó que lo enseñado por su familiar sería la actividad económica que le daría los recursos para criar a su familia, integrada por cinco hijos y su esposa.

Los años que lleva en la esquina de 21 de Marzo y Benito Juárez no los tiene claro, sólo sabe que son muchos desde que le dieron el permiso del municipio.

Pero desde hace tiempo a alrededor de las 07:30 horas detiene su camioneta en la esquina contigua a Catedral con su barril de madera, una barra de hielo y sal de cuajo, para preparar el depósito donde pondrá los helados de fresa, nuez, rompope y vainilla.

>

"La sal de cuajo es indispensable para conservar el hielo".

Seguro, porque ya lo ha experimentado, que el procedimiento de helar en barril de madera es el más adecuado para conservar el estilo de sus helados, Arellano Mora expresa que desde hace 45 años él hace todo el procedimiento.

"Un día antes preparo los helados con leche evaporada y ya por la mañana llegó y los pongo en el hielo".

"El Gato" como lo llaman por los ojos verdes, precisa que a sus 63 años ya enseña a uno de sus hijos en su oficio, pues está consciente que pronto no estará en condiciones de hacer todo el procedimiento y le interesa que la elaboración de estos postres continúe.

En esta nota:
  • profesión
  • trabajador
  • hielo
  • pirul
  • postres
  • Mazatlán.