Mazatlán

Jesús Eduardo es localizado con La Wendy, hombre con antecedentes penales

Agentes municipales detuvieron a un hombre por faltas a la Ley de Tránsito y dentro del vehículo vieron a Eduardo, quién había sido reportado como desaparecido

Por  El Debate

Jesús Eduardo es localizado con La Wendy, hombre con antecedentes penales(EL DEBATE)

Jesús Eduardo es localizado con La Wendy, hombre con antecedentes penales | EL DEBATE

Mazatlán, Sinaloa.- Con una mirada desorbitada, como una persona extraña, fue la descripción que hicieron Rafael García y María Cavada, luego que se reencontraran con su hijo Eduardo, el joven culiacanense que se encontraba desaparecido en el puerto tras haber recibido una falsa promesa de trabajo.

Los padres del joven comentaron que la noche del pasado miércoles, su angustia había disminuido tras haber recibido la noticia de que su hijo había sido localizado, con bien, en una casa en la zona centro de Mazatlán. Además, un sujeto conocido como “La Wendy” había sido detenido como el presunto responsable de haberlo mantenido en cautiverio.

Sin recibir ninguna otra información, los padres de Eduardo llegaron al puerto para verlo. A las 09:00 horas de ayer, Eduardo llegó a la Agencia Cuarta del Ministerio Público, donde se le tomaría la declaración de los hechos ocurridos y se le practicarían algunos exámenes.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Cuando sus padres lo vieron y abrazaron, sintieron que él los veía diferentes, como si los desconociera, al no corresponder a las muestras de afecto que le brindaban.

Comentaron sentir una gran incertidumbre al no saber qué le había pasado a Eduardo. Aunque les era difícil verlo así, están dispuestos brindarle todo el apoyo que necesite.

Rafael y María comentaron que el joven había recibido una propuesta de trabajo, con un buen sueldo, además de viajes constantes.

La oferta consistía en trabajar para una supuesta diputada, pero el requisito era que asistiera a la ciudad de Mazatlán, donde se iba a reunir con la tan afamada funcionaria, pero que los gastos del viaje tendrían que correr por su cuenta y que al llegar le serían repuestos.

El joven llegó y fue hospedado en un hotel, donde los responsables de llevar las contrataciones del trabajo se hicieron presentes. Le entregaron una ficha de un depósito bancario que supuestamente era el dinero de sus viáticos.

Rafael contó que su hijo se escuchaba muy emocionado por la presunta oportunidad que se le estaba brindando, al grado que no dudó en invitar a su hermano mayor, Édgar, el cual aceptó y viajó al puerto también para reunirse con Eduardo.

Sin embargo, no quedó del todo convencido y rechazó la propuesta de trabajo. Eduardo le pidió en repetidas ocasiones que se quedara, pero 3 de julio, Édgar se regresó a Culiacán.

María, la madre de ambos, dice que el sujeto que los había recibido, trató de persuadir al joven que no se fuera al ofrecerle un salario de 10 mil pesos mensuales, pero Édgar muy seguro rechazó la oferta, solo recibió la ficha bancaria que le hacían creer al joven que se trataba de un cheque.

Al llegar Édgar a Culiacán, se comunicó con su hermano para avisarle que ya estaba en casa. Esa fue la última plática entre hermanos, pues desde ese día perdieron comunicación con él.

El 4 de julio, Rafael llamó a su hijo, pero su celular estaba apagado. “Ahí fue cuando me empecé a preocupar más por él. Y así pasaron varias horas, hasta que decidimos reportar a las autoridad la desaparición de mi hijo. Pero nos dijeron que no podían hacer nada, pues como la desaparición no había sido en Culiacán, quienes se deberían de encargar de la investigación tendría que ser en la misma ciudad.”

Al no haber obtener respuesta de las autoridades, acudieron al puerto para presentar la denuncia formal, y aquí sí le brindaron apoyo.

Los padres de Eduardo dijeron que durante estos días recibieron llamadas en que les pedían 2 mil pesos por hacer una videollamada con su hijo durante un minuto. Especificaron que la voz era de un hombre. A pesar que fueron varias llamadas, nunca accedieron a hacer ningún depósito.

Fue durante la pasada noche el miércoles, cerca de las 23:45 horas, que los agentes municipales detuvieron a un hombre por faltas a la Ley de Tránsito en el cruce de la calles Luis Zúñiga y Aquiles Serdán, de la colonia Centro.

Tras hacer una breve inspección, los agentes se percataron que el joven que lo acompañaba era el desaparecido Eduardo, y tras pedir información a la base de datos, se supo que el hombre contaba con antecedentes penales en 2010 por fraude. Fue identificado como Jesús Ernesto, de 37 años, apodado “La Wendy”.

Por este motivo, los dos fueron trasladados ante la autoridad correspondiente.

El vicefiscal de la zona sur de Sinaloa, Cruz Alejandro Flores Salazar, anunció que ya se tenía conocimiento de la aparición de Eduardo, pero que no podía dar ninguna declaración al respecto, para no entorpecer la investigación, pues apenas se estaba desarrollando.