Mazatlán

La Hacienda de la Labor, una joya histórica en riesgo en San Ignacio

Es una de las construcciones más antiguas, cuyos orígenes se remontan a la época de la Colonia, cuando las misiones españolas se expandían por los nuevos territorios para la Corona española

Por  Yolanda Tenorio

La Hacienda de la Labor, una joya histórica en riesgo en San Ignacio(Foto: Yolanda Tenorio/ EL DEBATE)

La Hacienda de la Labor, una joya histórica en riesgo en San Ignacio | Foto: Yolanda Tenorio/ EL DEBATE

San Ignacio.- San Ignacio cuenta con un sinfín de pueblos llenos de cultura e historia. La Exhacienda de La Labor es sin duda uno de estos enigmáticos lugares. Sin embargo, el desinterés de los gobiernos por apoyar para preservar esta joya se ha visto reflejado en el deterioro que presenta.

Son los buenos cimientos con los que fue construida los que la mantienen en pie, asegura don Héctor Morales Figueroa, uno de los propietarios, que se encarga de su cuidado.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

“Sí que los españoles eran buenos arquitectos, pues supieron hacer bien las cosas. La cimentación es de lo mejor, y se ha conservado en pie gracias a lo basto de la construcción de arquitectura española. Sus paredes tienen un grosor de 80 centímetros, y las vigas continúan siendo las originales de hace ya cerca de 400 años”, expresó.

Dijo que este lugar se ha vuelto uno de los preferidos para realizar sesiones fotográficas de diferente tipo, pero que esto se ha detenido debido a la pandemia. 

Aunque asegura que esto no le ha afectado en mucho, ya que la mayoría no le aporta ningún beneficio económico. “La verdad, mantener en buen estado el pasto, cuesta, porque hay que pagar porque lo poden. Ahorita crece muy rápido por ser temporada de lluvias, y es dinero que yo tengo que poner. Además, vienen visitantes en grupo, les explico que la cooperación es para el mantenimiento, pero son contados los que la dan, y no puede uno estar en la puerta cobrando, o mantenerla cerrada”, señaló.

La casa principal se mantiene intacta. Foto: EL DEBATE

Joya histórica

Esta magna construcción, considerada una joya histórica, fue la más importante generadora de empleos. Dedicada a la agricultura y ganadería, con 12 mil 600 hectáreas de extensión, se sembraban miles de hectáreas y se criaban miles de cabezas de ganado. En la parte trasera de la construcción, don Héctor dijo recordar que él era apenas un niño cuando en esa parte había 16 bodegas, algunas que funcionaban como talleres.

“Había taller de herrería, talabartería, carpintería, jabonería, panadería, y demás. También recuerdo que había un cuarto de material, forrado de tablas de madera. Este tenía un cerro de sal granzada. Esto funcionaba como refrigerador, porque, los quesos que hacían aquí mismo, los metían entre la sal para que se conservaran. Esos los llevaban a vender para Tayoltita.”

Expresó su preocupación de que a falta de mantenimiento, esta vaya a caer algún día, pues hace unos años tuvieron que meterle un refuerzo a un costado ya que las paredes se estaban abriendo. Ahí tuvo que invertir al menos 30 mil pesos.

Aquí han venido muchas personas del gobierno y prometen ayudarme, pero ya no regresan. Toman fotografías de la construcción, y la verdad, me dejan ilusionado, expresó.

Dijo esperar que algún día alguien pueda ayudarle para que este sitio siga siendo visitado, al igual que el museo, donde se resguarda el estandarte de la Virgen de Guadalupe que fue utilizado por el cura Hidalgo en la lucha de independencia de 1810. 

Especialistas le han dicho que no fácilmente se puede sacar el lugar, ya que con el viento puede deshacerse.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo