Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mazatlán

La carretera más cara de México se hace pedazos

MAZATLÁN
Avatar del

Por: Leticia López

Mazatlán, Sinaloa.- Obras millonarias como la nueva carretera Mazatlán-Durango, que está reportando fallas en su infraestructura por estar enclavada en una zona sísmica, es un riesgo latente que debió haberse previsto en un estudio geológico bien cimentado, advirtieron especialistas en geología.

Un grupo de expertos exploraron la autopista, desde Mazatlán hasta Durango, recolectando rocas y evaluando las condiciones de la vía para su análisis.

De ahí saldrá una radiografía de la evolución vulcanotectónica de las cuencas y los posibles riesgos para la obra.

El imponente Espinazo del Diablo fue partido en dos por manos mexicanas, precisamente donde hay una zona muy tectonizada, con gran movimiento de fallas, las mismas que provocaron hace 20 a 25 millones de años la ruptura del Golfo de la Baja California, explicó como ejemplo Luca Ferrari, quien es investigador del Centro de Geociencias de Querétaro.

"Toda la zona está muy tectonizada y son las fallas que provocaron la ruptura del Golfo de Baja California".

El recorrido. La nueva autopista develó las entrañas de la Sierra Madre para que veteranos de la geología mundial estudien la zona y sus secretos milenarios bien guardados.

Encontraron cosas nuevas e incluso se tomaron muestras, dando fechamientos que proponen modelos nuevos, de yacimientos minerales jóvenes de 9 millones de años, que se mostrarán al distrito minero de Durango, interesados en los descubrimientos de los últimos años para hacer nuevas exploraciones.

El grupo llegó a Mazatlán desde el pasado lunes. Visitaron primero el poblado de Pánuco, Concordia, donde encontraron unas piedras de 28 millones de años, para continuar hasta el puente Baluarte y culminar en Durango, donde participarán dentro del cuarto congreso sobre las tendencias de la actividad minera en México.

La geología es prevención. La Asociación de Ingenieros de Minas y Metalurgistas de México está innovando en los encuentros con excursiones, que motivó recorrer la Sierra Madre Occidental, donde se preservaron los afloramientos y trajeron a los expertos para revisar la zona con la lupa y el martillo.

Esperan incluso sea un parteaguas para los siguientes eventos, pues con el desarrollo de la carretera Mazatlán- Durango se descubrieron nuevos afloramientos que dejaron rocas frescas al descubierto con edades e información valiosa que ayudará a las compañías de exploración minera para afinar sus métodos, explicó Martín Valencia Moreno, jefe de la Estación Regional del Noroeste del Instituto de Geología de la UNAM, ubicado en Hermosillo.

El trabajo de los geólogos es aportar el conocimiento sobre nuevos yacimientos explotables a las compañías mineras y la de la nueva autopista es riquísima, aseguró.

"Es una zona riquísima, la Sierra Madre es una esponja de yacimientos minerales, una zona anómala, muy cercana a la superficie de la tierra".

Recalcó que los descubrimientos están llamando la atención de la industria de exploración minera del mundo.

No obstante, el experto habló sobre las múltiples fallas reportadas en la estructura de la carretera que bien se pudieron haber prevenido.

"Yo puedo emitir una recomendación que al no estar soportada la obra civil de la autopista en un estudio geológico que indique si las fallas pueden tener movimiento a futuro o son zonas de riesgo".

El catedrático consideró que ya no se pueden construir obras de esas dimensiones sin soporte de geólogos que den el banderazo de salida de no haber riesgos latentes.

"Creo que la gente de Sinaloa, que ha sentido los últimos sismos ocurridos, pues estará de acuerdo que no es una región asísmica sino potencialmente y que pueden cambiar de magnitud y que las obras pueden verse afectadas".

Además de ser obras millonarias, así que insistió que las instituciones gubernamentales deben tener el soporte de la geología, porque hay zonas complicadas para hacer túneles y puentes.

Contextualizó que el estudio podría indicar que los puentes y túneles sean lo suficientemente estables para que no se registren percances a futuro, aun cuando se diga que es una obra bien hecha.

Para la geóloga María Benavides, en los cortes que dejaron las obras hay desde 54 millones de años hasta la actualidad guardados, tanto en rocas del jurásico, de 157 millones de años, además de zonas mineralizadas y nuevos yacimientos que guarda celosamente la Sierra Madre.

Una falla es una fractura que tuvo movimiento y a lo largo de las paredes de los cerros abiertos por la obra hay varias visibles.

Experiencia. Christopher D. Henry, veterano catedrático de la Universidad de Nevada, se encargó de explicar al grupo de investigadores sobre el tipo de rocas, tiempos aproximados y zonas donde se encuentra asentada la nueva carretera.

El grupo de especialistas se mostró más que interesado en la formación de rocas y los posibles yacimientos naturales que existen debajo de la tierra,

Los participantes sostendrán también visitas al Cerro del Mercado, a una mina subterránea, a la fábrica de explosivos y a la planta de beneficio en Durango, acorde con los expertos de los químicos o metalúrgicos.

Mañana jueves iniciará el congreso con la presencia del Gobernador duranguense, Jorge Herrera Caldera y podría llegar el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

El Congreso se realiza cada dos años y uno a nivel internacional.

En esta nota:
  • Geólogos
  • rocas
  • Mazatlán-Durango
  • maxipista
  • super carretera
  • sismos
  • sierra.