Mazatlán

La crisis sanitaria pega duro a lancheros en Mazatlán

Sobreviven con lo poco que ingresa por servicios, pero se la ven difíciles para cubrir pagos a Capitanía y seguro.

Por  Blanca Regalado

Hay poca actividad para lancheros.(Víctor Hugo Olivas / Debate)

Hay poca actividad para lancheros. | Víctor Hugo Olivas / Debate

Sinaloa.- La pandemia de Covid-19 le pega severamente a la economía de a los socios de la Unión de Lancheros que dan el servicio a la Isla de la Piedra, en la ciudad de Mazatlán.

El presidente de los lancheros, César Lizárraga, resaltó que han sido 10 meses muy difíciles para el sector y sus familias.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Sin recortes

No se despidió a nadie pero durante los primeras meses trabajaban un día sí y otro no. Se redujo el pago a mil pesos por semana. La reapertura de las actividades se dio, pero hasta ahora no se ha podido ver una real recuperación, expresó el líder de los lancheros.

Los rebrotes que se han dado por el coronavirus y que tiene semáforo rojo a estados del norte le afecta a este sector.

Los turistas que prefieren visitar la Isla de la Piedra son de Durango, Nuevo León, Chihuahua, Coahuila y Ciudad de México, pero en estos momentos no están viajando.

Leer más: Coronavirus Sinaloa: últimas noticias hoy 21 de Enero sobre Covid-19

Lizárraga indicó que tenían la esperanza que durante las vacaciones de invierno, se mejora la demanda del uso de las lanchas. No obstante, la solicitud de servicios fue mínima. Si otros años le daban servicio a 500 a mil usuarios,  esta vez no fueron ni 100 visitantes por día.

Esto es muy poco pasaje. La mayoría son habitantes de la Isla de la Piedra que acuden a trabajar al puerto y son pocos ya que los estudiantes aún no van a la escuela.

Pagos 

La Unión de Lancheros del embarcadero de la Isla de la Piedra agrupa a 25 socios que sobreviven con los pocos ingresos que tienen en este momento,  apuntó el presidente.

Añadió que otra de las preocupaciones que tienen son los pagos de impuestos, el seguro de vida y permisos de la Capitanía de Puertos. La empresa con la que tienen contratado el seguro de vida les dio un plazo para ponerse al corriente y está por agotarse. 

Les preocupa que se dé un rebrote de Covid-19 y vuelva a paralizar las actividades en Mazatlán.  Los lancheros hacen su parte y no brindan el servicio si los pasajeros no usan cubrebocas.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo