Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

La enfermedad se aleja de los niños por una horas

MAZATLÁN

Mazatlán, Sinaloa.- Un Día del Niño diferente, tal vez no planeado, fue el que vivieron los 15 pequeños internados en el hospital general Martiniano Carvajal.

La enfermedad padecida, así como carecer de la compañía de todos los que quieren se alejó por un par de horas cuando llegaron jóvenes vestidas como muñecas a jugar con los niños.

La ilusión se elevó cuando las damas del patronato del hospital acudieron también con juguetes para que la estancia en el hospital fuera menos.

Sin embargo, las risas se escucharon y por momentos la sala de pediatría fue un sitio alegre, donde la enfermedad no se hizo presente.

El payaso Cartelitos acudió con su rutina a divertir a los infantes y hacerlos olvidar el dolor.

La transformación en payaso de una voluntaria fue de las partes que más divirtió a los pequeños de entre 6 y 14 años, pues era la primera ocasión que veían a una persona ser maquillada.

Un momento de alegría. Para el pequeño Pablo, de 3 años, aunque poco entendía lo que pasaba a su corta edad, le ilusionó y provocó una sonrisa cuando su madre, María, le dio una gelatina de limón. Ya era una semana desde que fue internado en el hospital que no probaba alimento, solo por vía intravenosa.

Ese alimento hizo que el niño quisiera jugar con el carro de tracción que le regalaron. Pablo es valorado para realizarle una cirugía por padecer megacolon.

Así como Pablo estuvieron Lucía y Elvia, hijas de Mónica, quienes hace una semana ingresaron al hospital a causa de varicela y desnutrición.

Las niñas, de 2 y 3 años, mostraron interés al ver los bollos con figuras de Plaza Sésamo, tanto que Elvia casi lo terminó por completo para luego comer gelatina y algunos dulces. Lucía apenas comió gelatina, pero ese entusiasmo de las pequeñas le dio señales a Mónica de que sus hijas se recuperaban.

Organización. Nancy Galindo, maestra del aula hospitalaria que opera desde hace cuatro años en el nosocomio, fue la encargada de organizar este festejo para los niños, a quienes el personal de Pediatría les regaló dulces, un bollo decorado y gelatina.

Aspectos de la celebración

Diversión

Por más de una hora, el payaso Cartelitos acudió como un servicio social a la sala de Pediatría del Martiniano Carvajal a alegrar a los niños.

Juguetes

Las damas del Patronato del hospital regalaron juguetes a los 15 niños internados.

Twitter: @DBT_Mazatlan

Facebook: El Debate Mazatlán