Mazatlán

La pequeña María Isabel vence todos los pronósticos y deja el hospital en Mazatlán

María Isabel fue atropellada el 25 de diciembre en Mazatlán y a pesar de su grave estado de salud venció todos los pronósticos y deja el hospital.

Por  Alberto Anaya

Personal médico festejó con pastel la recuperación de la niña María Isabel.(Cortesía)

Personal médico festejó con pastel la recuperación de la niña María Isabel. | Cortesía

Sinaloa.- El 25 de diciembre del 2020 será recordado como la Navidad más amarga para Evelia Rosales Ávila, madre de María Isabel, una pequeña de 8 años, quien permaneció 61 días internada en el Hospital General de zona 03 del IMSS en Mazatlán, luego de que un vehículo la atropellara y le provocara múltiples lesiones, todas de gravedad. 

Triste Navidad

Chabelita, como la conocen los médicos y enfermeras, se encontraba jugando con su bicicleta afuera de su casa cuando un hombre que conducía a velocidad excesiva la arrolló, la dejó con el rostro desfigurado y pocas probabilidades de sobrevivir.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Evelia, la madre de la menor, relata que ese día, mientras la pequeña era trasladada a urgencias, ella se encontraba esperando un camión de regreso a casa cuando recibió una llamada en la que le avisaron que María Isabel había sido atropellada, pero que únicamente había sufrido unos raspones, por lo que decidió tomar un taxi y trasladarse de inmediato a urgencias, donde los médicos trataban de reanimar a su hija. 

Leer más: Febrero trajo ventas en el Pino Suárez en Mazatlán, esperan que mejore por Cuaresma

“Cuando llegué, la doctora me dijo que la niña estaba muy grave, que estaba toda fracturada, que todo su cuerpo se había dañado; su cabecita, su intestino, el hígado, todos sus órganos, y que la tenían que operar de emergencia.”

También menciona que esa noche, los médicos le dijeron que la niña iba a ser intubada y “que estuviera preparada para cualquier cosa”, pues su estado de salud era delicado y las posibilidades de que sobreviviera eran muy pocas, pues sería sometida a una operación de cráneo, estómago y le realizarían la primera biopsia.

“Solo les pido un favor, ocupo que me dejen verla antes de entrar a quirófano”, mencionó Evelia.

Un milagro

La menor presentó traumatismo craneoencefálico severo, edema cerebral, fractura y hundimiento de parietal izquierdo multifragmentado, homoneumotórax, hematoma tetroperitoneal y de mesenterio, fractura de maxilar inferior, múltiples quemaduras de tercer grado por fricción, laceraciones, fractura de húmero izquierdo, fractura de tibia derecha y hemorragia pulmonar, por lo que mencionan los médicos que su recuperación fue casi un milagro.

Evelia relata que su hija permaneció 15 días intubada y bajo supervisión de los médicos, pues no mostraba mejoría, tuvo que ser sometida a más operaciones, incluidos varios injertos de piel en brazos y piernas,  lo que obligó a que la menor fuera sedada por más de una semana, pues el dolor era insoportable.

“Me la tuvieron sedada pasadito de la semana. Tuvo crisis cuando se le estaba pasando el medicamento. Ella estaba intubada, pero se empezaba a mover, así con el pulmón dañado, porque no aguantaba, y le tenían que volver a poner medicamento.”

A dos días de cumplir los dos meses hospitalizada, el martes 23 de febrero, los médicos informaron a Evelia que María Isabel iba a ser dada de alta, ya que había mostrado una gran mejoría, y el resto de la recuperación la podría seguir en casa.

En recuperación

El jueves 25 de febrero, el día que abandonó el hospital, María Isabel fue despedida entre aplausos y lágrimas del personal médico, quien la atendió durante dos meses.

No obstante, Evelia menciona que, a pesar de la mejoría, su hija continúa con algunos problemas para respirar, y que los médicos le han explicado que es parte de la recuperación, ya que estuvo expuesta a cambios de temperatura, intubación y grandes cantidades de suero.

Asimismo, menciona que María Isabel seguirá tomando terapias para caminar mejor, ya que sus piernas se debilitaron y se cansa fácilmente cuando da algunos pasos. 

Leer más: No hay buenas capturas, dice líder de armadores en Mazatlán

Sin embargo, confía en que su hija pueda mejorar y vuelva a ser la de antes, a quien describe como una niña a la que le gusta bailar, las fiestas, jugar y correr. 

El Dato

Antecedente

Fue la tarde del 25 de diciembre de 2020 cuando María Isabel y Camila, de 11 años fueron arrolladas por el conductor de una vagoneta. El accidente ocurrió en la calle Río Yaqui, de la colonia Insurgentes. El conductor fue detenido en ese momento.

 
Denuncian omisiones de juez en caso de abuso contra una menor en Culiacán

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo