Mazatlán

La persecución altero la tranquilidad de los habitantes

MAZATLÁN
Avatar del

Por: Rubén Navarro

Mazatlán, Sinaloa.- La diversión de las dos pequeñas fue interrumpida de tajo por el estruendo de los balazos que se escucharon a varias cuadras a la redonda.

Sin conocer de protocolos de seguridad, las niñas y sus padres se encerraron en la habitación y se tiraron al piso.

>

Dos, tres, cinco disparos, quizás más, alertaban de que algo malo sucedía a pocos metros de su casa.

Después, el sonido de sirenas de las patrullas recorriendo a toda velocidad las calles Raúl Valdez Romo y Jorge Abel López Sánchez. Los minutos tendidos en el piso les parecieron eternos.

Cuando consideraron que el peligro había pasado, decidieron salir del cuarto de material y pasar a uno de madera, para observar el movimiento policial.

La escena les pareció de película. Policías encapuchados y bien armados corriendo por la calle Raúl Valdez.

>

Otros detrás de las patrullas en posición de ataque y al fondo de la calle, podían observar a más uniformados arriba de las azoteas tratando de ubicar al o los sospechosos de protagonizar una persecución.

"Los balazos se escucharon por la calle Jorge Abel", atina a decir la señora, con rostro de preocupación.

>

A un lado se encuentran las dos niñas de escasos ocho años que desconcertadas, buscan una explicación a lo sucedido.

"Todavía están llorando", expresa la mamá, después de lo sucedido.

La normalidad regresó a la colonia Francisco Labastida Ochoa después de que más de 30 elementos sitiaran el lugar en busca de un hombre que logró escapar.

En esta nota:
  • Mazatlán
  • persecución
  • policías
  • balazos
  • armas de fuego
  • seguridad
  • familias.