Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mazatlán

Las pérdidas que dejó Marie a los isleños

MAZATLÁN
Avatar del

Por: Lidia Lizárraga

1/4
Las pérdidas que dejó Marie a los isleños

Las pérdidas que dejó Marie a los isleños

Las pérdidas que dejó Marie a los isleños

Las pérdidas que dejó Marie a los isleños

Las pérdidas que dejó Marie a los isleños

Las pérdidas que dejó Marie a los isleños

Las pérdidas que dejó Marie a los isleños

Las pérdidas que dejó Marie a los isleños

Mazatlán, Sinaloa.-La marejada provocada por el huracán Marie ocasionó daños en las 27 palapas instaladas en la playa de la Isla de la Piedra.

Los dueños de estos negocios pidieron apoyo económico del gobierno estatal y municipal para reparar las palapas y tener un espacio adecuado para recibir a los turistas.

Víctor Soriano Peraza, presidente de la Unión de Restaurantes y Actividades Turísticas del Ejido Isla de la Piedra, indicó la necesidad que les ayuden con al menos un crédito para habilitar de nuevo los negocios.

Aunque en las playas del puerto, dijo, no se registraron daños graves, las autoridades deberían acudir a la isla para mostrar las condiciones en las cuales se encuentran decenas de familias de ejidatarios que ahora su principal ingreso proviene de la actividad turística y no de la agricultura como sucedía hace unos años.

Reconoció que estos fenómenos son cíclicos cada año, esta vez los daños fueron mayores y meses antes de lo esperado.

Los oleajes altos, dijo, con frecuencia se presentan en octubre, no agosto como esta vez.

Afectaciones. En algunos restaurantes donde la arena llegó hasta la cocina, los dueños estuvieron ayer paleando la arena húmeda y sacándola para dejar un espacio adecuado donde recibir a los pocos turistas que aún permanecen en el puerto.

Florinda López, propietaria de la palapa Pily por más de 40 años, indicó que no sabe qué hará para reparar su negocio, pues la construcción de una nueva palapa equivale en alrededor de 30 mil pesos.

"Si al menos las autoridades nos dieran permiso para cortar algunos árboles, para sostener las palapas sería bueno, pues nos ahorraríamos mucho dinero".

En tanto logran conseguir recursos para las reparaciones, los hombres y algunas mujeres de las diferentes palapas limpian de palmas las playas y algunos accesos para al menos dejar en buenas condiciones el ambiente en lo que bajan las olas en los siguientes días.

Reparación que durará varios días

La zona de restaurantes resultó gravemente afectada, por lo que los palaperos temen que esto repercuta en la afluencia de visitantes.

Los dueños de restaurantes sacaban con pala la arena que se introdujo a sus negocios en los casi tres días de fuerte oleaje en la zona.

Todavía ayer el oleaje se mantenía elevado, por lo que algunos visitantes que paseaban por la zona de playa mantuvieron precauciones.

En esta nota:
  • Mazatlán
  • Marie
  • huracán
  • oleaje
  • fenómeno
  • mar
  • playas
  • palapas
  • afectaciones.