Mazatlán

Las zonas de peligro crecen en Mazatlán

MAZATLÁN
Avatar del

Por: Laura Galván

Las zonas de peligro crecen en Mazatlán

Las zonas de peligro crecen en Mazatlán

Mazatlán, Sinaloa.- Lejos de disminuir, los asentamientos en zonas consideradas de alto riesgo crecen en Mazatlán.

El primer factor que ha permitido esto es el crecimiento desordenado de la ciudad. Cada vez más invasiones se establecen en los márgenes de arroyos, esteros y laderas de cerros dejando rebasado y fuera de la realidad el Atlas de riesgo.

>

En Mazatlán se tienen contabilizadas al menos siete invasiones, algunas de ellas, como la invasión Pino Suárez y Felipe Ángeles, no figuran en el documento con el que las autoridades del municipio se basan para prever situaciones de peligro que se pudieran presentar con motivo de las lluvias.

El Atlás de Riesgos de Mazatlán fue realizado en el año 2012. El ayuntamiento, a través del Instituto Municipal de Planeación, realiza las gestiones necesarias para bajar recursos federales, ya que tiene un costo aproximado de 5 millones de pesos.

>

A meter el acelerador. El presidente municipal Carlos Felton González dijo que la petición que se ha hecho al gobierno federal es que actualice el Atlas de riesgo, por que la ciudad ha estado cambiando.

"Mazatlán van cambiando con las pavimentaciones y rellenos no autorizados. Ya solicitamos a Protección Civil que le meta el acelerador". Mazatlán tiene más de 40 colonias susceptibles de inundarse porque se ubican o se comunican con arroyos y canales pluviales, o que fueron creadas en zonas bajas.

>

Más que planos e imágenes. Pero no sólo las lluvias pueden ocasionar una desgracia en la ciudad. La presencia de ductos por donde se transporta combustible significa otro riesgo para la población.

Por ello el director del Implam, Israel Victoria Lona, explicó que con la actualización del Atlas de riesgo se prevé conocer las zonas susceptibles de problemas no sólo naturales, sino también antropogénicos, que tienen que ver con esos ductos. "Queremos no sólo hacer planos e imágenes, sino generar un sistema que pueda modelar situaciones de qué es lo que se necesita. Poder decir que está lloviendo tantos milímetros y con las mareas, modelar dónde se está generando la problemática, lo mismo con los huracanes, y también con los antropogénicos. El objetivo es pasar de un Atlas primario básico a uno especializado".

Nuevas zonas inundables. Cada vez que se construye un fraccionamiento o una sola edificación, se eleva el suelo porque nadie quiere inundarse. Esas modificaciones e incremento en el nivel de suelo modifica los escurrimientos y debido a ello ahora hay nuevas zonas inundables. Fue lo que pasó a Jacarandas y a la colonia López Mateos, que calles arriba se modificaron los niveles de suelo, el agua tomó nuevos cauces y se concentran en estas colonias cada vez que cae una precipitación, detalló Victoria Lona.

Moderno. El documento que se busca contará con imagen de satélite especializada. Además se necesitará levantar topográficamente toda la ciudad. Para poder realizarlo, ya se hizo la gestión ante el Centro Nacional de Desastres Naturales y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano para bajar el recurso a partir de los subejercicios de este año. Para finales de septiembre se espera tener la autorización.

>

El coordinador de Protección Civil, Oscar Pese a las acciones de limpieza y desalojo en la invasión Pino Suárez, la mitad de los precaristas que rellenaron el estero aún permanecen en el lugar.

La secretaria del ayuntamiento, María del Rosario Torres Noriega, adelantó que esta misma semana serán notificadas las poco más de 20 familias que deben abandonar la zona, ya que los trabajos de desazolve seguirán una vez que se consiguieron nuevos permisos para ello. Ya "tenemos las resoluciones para que legalmente se les pida que se deben retirar en un plazo de cinco días. Es un procedimiento legal y si no lo hacen, vamos a meter maquinaria aun en contra de su voluntad".

Torres Noriega explicó que el procedimiento interno que realiza el ayuntamiento se ha seguido conforme a la normatividad. Después de la notificación de los motivos por lo que se debe desalojar el área, se les dio un término para que los precaristas aportaran pruebas pero no acudieron.

"Se les dio garantía de audiencia y como no hubo respuesta alguna se emitió la resolución que estarán recibiendo una vez que los oficios correspondientes ya están firmados". A principios de julio inició el retiro de la invasión, que ya tenía poco más de dos años pese a ser una zona de marisma y con alto riesgo de inundación.

En esta nota:
  • Ciudad
  • crecimiento
  • zonas
  • riesgo
  • inundación
  • Mazatlán
  • zonas
  • invasiones.