Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Legisladores y organismos camarales exigen claridad en uso de impuesto

MAZATLÁN

Mazatlán, Sinaloa.- Transparentar el ingreso y uso del impuesto del tres por ciento al hospedaje es obligación del Gobierno del Estado, que lo reparte, y de los hoteleros, que lo recaudan, pidieron el legislador Fernando Pucheta Sánchez y el empresario Guillermo Romero Rodríguez.

Ambos opinaron sobre el tema porque la Subsecretaría de Ingresos anunció un proceso de auditorías a los hoteleros al encontrar incongruencias entre los niveles de ocupación favorables desde noviembre, diciembre hasta marzo, cuando se dio la mayor afluencia en Mazatlán y en recaudación del impuesto no se ven reflejado los mismos números positivos.

Que se transparente información del impuesto. Para el presidente de la Comisión de Turismo, Fernando Pucheta Sánchez, las incongruencias que se señalan entre los niveles de ocupación manejados y la recaudación, no son más que el reflejo de una falsa estadística en la gran llegada de turistas, y que en la realidad no hubo nada extraordinario en la ocupación hotelera.

"Mazatlán sigue teniendo las etapas cíclicas de ocupación y el mexicano solo viaja en temporadas y ahora en puentes, pero no al 200 por ciento como lo dijo el secretario de turismo".

Aseguró: "En Mazatlán no ha pasado nada espectacular, sólo llegó la apertura de la carretera, pero solo llegan gente de paso y sin gran poder adquisitivo".

Confió en que de las auditorías los hoteleros saldrán bien, pero que esto deba servir para que toda la información del fideicomiso del tres por ciento, que se ha mantenido en secreto, sea subida a la página de transparencia gubernamental.

"Que cualquier ciudadano común sepa que si le cobraron un tres por ciento del hospedaje, sepa donde lo han invertido; y que las reuniones que se hacen tan en secreto sean abiertas al público, porque creo que no tienen nada que ocultar".

Así que consideró importante involucrar a todo el sector por ser recursos públicos.

Que se abra a cámaras. En todos los fideicomisos del país hay más de 12 representantes del resto de los actores del turismo dentro del é se usarán los recursos del impuesto, pero Sinaloa es la excepción, porque solo participan los hoteleros, refirió el líder de los comerciantes, quien es presidente de la Fecanaco.

El fideicomiso del tres por ciento es de donde dependen la promoción de la marca Mazatlán y que ha generado que el destino tuviera un crecimiento por arriba del 30 por ciento en los hoteles y en los diversos servicios.

"Hoy vemos un incremento del 30 por ciento, que se ha reflejado en los fines de semana y en las temporadas altas de lo transcurrido en el 2014, como semana santa y de pascua", ejemplificó.

Pero si este incremento de puntos porcentuales positivos no se pueden esconder, mucho menos debe ser los ingresos que debieron ser mayores del hospedaje generado y en el reporte del impuesto cobrado, explicó.

"Cada hotel, cada empresa tiene que pagarlo al Gobierno del Estado para que después lo regrese para que hagan promoción y obras en infraestructura turística".

Entonces, respaldó la desconfianza del Gobierno del Estado para que se refleje por lo recaudado.

"Lo que es del César al César y si esto no se ve reflejado en recaudación lo sano es que se hagan auditorías como lo señala el Estado".

Incluso, citó que deben revisar a los programas de Todo Incluido de los hoteles, porque es ahí donde es probable se esté desviando el recurso.

Como Fecanaco presentaron una iniciativa para que el resto de las cámaras y organismos participen en la toma de decisiones del Fideicomiso, dado que es un impuesto que no es de los hoteleros, sino un ingreso público.

"Mazatlán y Sinaloa son la excepción con el resto de los 30 estados y el Distrito Federal, que sí tienen dentro del fideicomiso al resto de organismos en la toma de decisiones, porque el hotelero no puede ser juez y parte", recalcó.

Sobre todo, pidió que el recursos sea transparente y que todos los ciudadanos tengan acceso a la información.

Pero también preocupa que la campaña de promoción del verano en Mazatlán ya se retrasó y los empates ante el Consejo de Promoción Turística estén en riesgo, porque el Estado no ha entregado los recursos del Fideicomiso.