Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Líderes de Sinaloa celebran al gobernador en el puerto

MAZATLÁN

Patrullas de la policía Ministerial resguardaron el camino del mandatario estatal.

Líderes de Sinaloa celebran al gobernador en el puerto

Líderes de Sinaloa celebran al gobernador en el puerto

Líderes de Sinaloa celebran al gobernador en el puerto

Líderes de Sinaloa celebran al gobernador en el puerto

Líderes de Sinaloa celebran al gobernador en el puerto

Mazatlán, Sinaloa.- Entre los acordes de Las mañanitas y el sonsonete de los palillos chinos, llegó el gobernador Mario López Valdez a la comida privada que el empresariado de Mazatlán le organizó, de festejo por su cumpleaños número 57.

Emocionado, luego de saludar y repartir abrazos, y comer camarones a la vinagreta, empanadas argentinas y medallones de atún en salsa de anguila, Malova tomó el micrófono para convocar a sus acompañantes a no ser conformistas y que no sean los rusos ni los alemanes quienes vengan a cambiar la historia de Sinaloa ni de Mazatlán, puesto que en tres años será otra entidad, con un desarrollo increíble y un horizonte promisorio.

"A todos ustedes los exhorto a construir un Sinaloa más fuerte, desarrollado y con más educación."

Conforme llegaban los invitados, se llenaba la mesa de regalos, a sus espaldas, de diversos tipos; desde chamarras de piel, como la que le dio Armando Leyson; vinos de lo más selectos, camisas de marca, perfumes y una carrillera de shot de tequila de los Osuna, del poblado de La Noria.

Se dirigió a los empresarios que le acompañaron en su mesa, entre ellos Juan Manuel Ley, Leovi Carranza, Carlos Berdegué, los Coppel, Eustaquio de Nicolás, Rodolfo Madero, así como a Ildefonso Salido, de la compañía editorial EL DEBATE.

Les pidió que sigan firmes, creciendo a pesar de que Sinaloa tenga algunos problemas porque lo tiene todo.

"Hoy creo que hay todo, porque cuando se viene a una comida de estas, no solo te alimentas, sino te oxigenas y muchos de ustedes son mi inspiración como sinaloenses que han trascendido."

También agradeció al exgobernador Juan Millán que lo introdujeran a la política. "No sé qué me vio, pero si hay un reclamo, es con él", terminó bromeando.

Los regresan. Los anfitriones, Óscar Pérez y Carlos Berdegué, además de "darle el lonche gratis al gobernador", como lo expresó en su discurso, restringieron el paso a quienes no fueron enlistados con anticipación para ocupar las 52 mesas con 10 sillas cada una, instaladas bajo una gran carpa del hotel El Cid La Marina.

Lo mismo regidores que empresarios fueron regresados, a pesar de ofrecer dinero a las edecanes o al elemento de seguridad para cruzar el canal que divide a la exclusiva Casa Club.

En su discurso, Malova dijo que escogió Mazatlán para celebrar su cumpleaños para agradecer a los que forman el motor de la economía del sur, a los empresarios, a las fuerzas navales, militares y a los colaboradores de gobierno, el respaldo que ha tenido a la mitad de su sexenio.

Les pidió que se la crean. Como líder del estado, López Valdez convocó a trabajar hacia adelante, en equipo, para poder heredar esa grandeza a los hijos y nietos.

"Les pido que se la crean, en Mazatlán hay un clima de buenos augurios."

Recordó que su madre, Eva Valdez, ahí presente, lo dio a luz un 18 de enero, en una casa de piso de tierra y paredes con agujeros, lo cual le permitió ver la luz con más claridad y ser orgulloso de su estado.

"Uno no decide dónde nacer, pero sí decide qué hacer con sus vidas y yo me siento orgulloso de mis tierras."

Desfilaron desde exfuncionarios, como Alejandro Higuera, exdirigentes de cámaras empresariales y exfuncionarios de su gabinete, así como el exgobernador Juan Millán y no llegó don Antonio Toledo Corro, quien siempre le acompañaba en sus giras.

Se la pasó pidiendo regalos. A la presentación del "Plan 100 días de obras", del alcalde Carlos Felton, en el centro de convenciones, llegó el ejecutivo estatal de buen humor.

Esta vez, López Valdez no fue recibido al son de los "palillos chinos", sino con Las mañanitas, y con evidente alegría se abrió paso hasta el presídium, donde una vez terminado su discurso, lanzó la pregunta a los asistentes: "¿Y mis regalos?", y como respuesta recibió un aplauso.

Luego de una conferencia de prensa en el salón contiguo donde se celebró el primer evento, otra vez cuestionó a los reporteros por sus regalos.

<iframe width="560" height="315" src="//www.youtube.com/embed/SCy2E-28Lik" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Convoy de seguridad protegen festejo del gobernador

En medio de un fuerte dispositivo de seguridad se desplazó el gobernador Mario López Valdez desde el centro de convenciones hasta La Marina con algunos de sus colaboradores e invitados.

Desfilaron las Suburban, las camionetas y los autos último modelo, así como las patrullas de la Ministerial, las municipales y la Policía Turística, para abrir paso al convoy de Malova.

Ya el hotel El Cid estaba citiado de patrullas por fuera y por dentro, y había retenes de civiles para evitar alguna infiltración inoportuna. La Casa Club de Playa del Cid fue escogida precisamente para controlar el acceso a la comida que les ofrecieron los empresarios mazatlecos.

Cuando bajaba la rampa para embarcarse, el gobernador se dirigió a los trabajadores que bajo unas sombrillas lo observaban y les cuestionó del por qué no se habían acercado a darle su abrazo.

Twitter: @DBT_Mazatlan

Facebook: El Debate Mazatlán