Mazatlán

"Llegué a Mazatlán y mis dolores desaparecieron": Santa Zárate

Santa llegó a Mazatlán a los 50 años aquejada de las rodillas y encontró en el puerto la cura a su dolor, desde hace 20 años se dedica a la venta de tamales.

Por  Carmen Paredes

Santa Zárate tiene 72 años y desde  hace más de dos décadas llegó a Mazatlán y decidió vender tamales.(Víctor Hugo Olivas / Debate)

Santa Zárate tiene 72 años y desde hace más de dos décadas llegó a Mazatlán y decidió vender tamales. | Víctor Hugo Olivas / Debate

Sinaloa.- Tradición y buen sazón es lo que caracteriza a Santa Zárate Zárate. La elaboración y venta de tamales se ha convertido en su forma de subsistir por más de 20 años en Mazatlán.

Santa aprendió a elaborar los tamales oaxaqueños cuando tenía 12 años. Al no tener el gusto de cuidar a sus hermanos menores, tuvo para aprender ese oficio.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Historia

Santa llegó a la ciudad de Mazatlán a visitar a sus hermanos, pues pronto entraría a un quirófano para resolver su problema de rodillas.

Leer más: Choferes de la Alianza solicitan vacunación contra Covid-19 en Mazatlán

Vivió en Oaxaca, después en el Estado de México, y sus dolencias la torturaban. Milagrosamente, al llegar a Mazatlán, sus dolores desaparecieron. Incluso no se tuvo que operar.

Los doctores le explicaron a Santa que su recuperación se debía a que en el puerto se tenía un clima más cálido, y es lo que ella necesitaba.

Por el temor de volver a enfermarse, Santa decidió quedarse a vivir en Mazatlán. En ese tiempo estaba a punto de cumplir 50 años, es por eso que no encontró un trabajo, así que se armó de valor para dedicarse a la venta de tamales oaxaqueños.

Aunque Santa tuvo temor de vender este platillo, pues ese tipo de gastronomía no se acostumbraba en Mazatlán, se arriesgó.

Se instaló a un costado del mercado Pino Suárez, donde se concentra el mayor número de la población. Desde entonces se ha convertido en una persona muy conocida en la  zona.

Afectaciones

Debido a la contingencia sanitaria ocasionada por el Covid-19, las ventas han caído significativamente, según Santa. Trata de no elaborar muchos tamales, pues hay días en los que le sobra producto.

Aunque sabe las condiciones críticas en las que se vive debido a la pandemia, ella no ha dejado de trabajar, pues no tiene otra fuente de ingresos. Aun cuando sus hijos la han querido apoyar, ella prefiere ganar el pan de cada día con la venta de los tamales, pues desde joven ha trabajado para mantener a su familia.

Elaboración

Todos los días, Santa Zárate tiene que madrugar  a las 04:00 horas para preparar sus productos y tener todo listo, pues a partir de las 08:30 llega al Centro para vender.

Leer más: Cabildo de Mazatlán aprueba reforma de decreto de creación de Implam

Solo ofrece dos sabores, mole negro con carne puerco y salsa verde con pollo. El costo de los tamales es de 20 pesos cada uno. Santa confía en que seguirá trabajando hasta que su cuerpo deje de responder.

El Dato

Vacuna

Aunque Santa tenía miedo de vacunarse pues creía que le pasaría algo, decidió registrarse. Espera que la contingencia  por el Covid-19 termine pronto con la aplicación de las vacunas y así se mejore la situación.

 
Bomberos salvan la vida de perrito tras incendio en Culiacán

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo