Mazatlán

Lluvias generan daños a 500 viviendas en Rosario

El gobierno municipal busca apoyos del estado para asistir con alimentos, colchones y láminas a las zonas afectadas

Por  Pedro Quintero

Lluvias generan daños a 500 viviendas en Rosario.(Foto: EL DEBATE)

Lluvias generan daños a 500 viviendas en Rosario. | Foto: EL DEBATE

Rosario.- La fuerte lluvia que cayó la noche del martes y madrugada de ayer dejó inundadas la mayoría  de las calles de la ciudad de El Rosario. En algunas colonias el agua se metió a los patios y  las casas.

Algunos habitantes de la colonia Alfonso Calderón, en la parte baja de la calle Carmen Borrego, cuando amaneció permanecían encerrados  en sus hogares debido a que los niveles del agua subieron a una altura considerable, y quien salía, tenía que meterse  al agua.

Entre los daños, y según datos preliminares, el Ayuntamiento comunicó que son 500 viviendas inundadas en las colonias Vicente Guerrero, Pedro Ibarra, Manuel Pineda, algunas partes de la Valle Nuevo y comunidades  de la sierra.

Los apoyos

El presidente municipal de Rosario, Manuel Antonio Pineda Domínguez, junto a personal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y Protección Civil del Estado recorrió las principales zonas afectadas. Se buscarán programas de apoyo para los damnificados.

En su recorrido,  el personal de esta dependencia expresó su admiración de que las cosas no hayan pasado a mayores en El Rosario, pues cayeron 144 milímetros de agua, por lo que felicitó al alcalde y al encargado de Obras Públicas por el trabajo preventivo de limpieza.

La mayoría de las calles de Rosario quedaron anegadas. Foto: EL DEBATE

El presidente municipal Manuel  Antonio Pineda Domínguez dijo que se hizo la inspección por comunidades y cabecera municipal, pues aunque el trabajo preventivo se realizó, nunca en Rosario había caído una lluvia de esta magnitud.

El refuerzo

Conagua informó que apoyará con al menos tres bombas de 6 pulgadas, con capacidad de desfogar 140 litros por segundo para mandar al río la gran cantidad de agua acumulada en algunas partes de la ciudad y bajar el nivel de lagunas y zonas inundadas. El ayuntamiento anunció que se continuará haciendo evaluaciones para descartar que las inundaciones afecten la salud de los ciudadanos.