Mazatlán

Lobo marino es encontrado muerto en playas de Mazatlán

La marea se encargó de sacar el cadáver a la orilla de la playa

Por  Roberto Gil Ríos Sánchez

El lobo marino fue encontrado a las 08:00 horas. Foto Roberto Gil

El lobo marino fue encontrado a las 08:00 horas. Foto Roberto Gil

Mazatlán, Sinaloa.- Nuevamente otro lobo marino aparece muerto en la playa norte, a un costado de la Casa del Marino, en el Paseo Claussen.

El reporte se hizo antes de las 8: 00 horas, cuando el cadáver del animal fue visto flotando sobre las aguas del Océano Pacífico.

Al filo las 09:00 horas, la marea se encargó de sacarlo a la orilla. Protección Civil de Mazatlán, dice que Profepa ya fue informada del hallazgo.

Durante enero, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), en coordinación con la Red de Atención para Varamientos de Mamíferos Marinos para las Costas de Sinaloa, atendió siete casos de varamientos de lobos marinos (Zalophus californianus), en las playas de Mazatlán. 

Inspectores federales activaron la Red de Atención para Varamientos de Mamíferos Marinos y solicitaron el apoyo de Protección Civil Municipal, Escuadrón Acuático, del Departamento de Ecología del Ayuntamiento y de personal de mantenimiento de los hoteles colindantes a la zona. 

Las autoridades federales, estatales y locales acordaron y ejecutaron en conjunto acciones de manipulación, retiro y destino final. Enterraron los cadáveres de los lobos marinos en estricto apego a lo señalado en el Protocolo de Atención para Varamientos de Mamíferos Marinos publicado en el Diario Oficial de la Federación el día 17 de junio del 2014.

Estos casos se suscitaron durante el mes pasado en lugares y horarios diferentes, teniendo como común denominador que los ejemplares eran adultos maduros, y su grado de conservación mostraba que habían perecido al menos una semana antes, al presentar un avanzado estado de descomposición —lo cual impidió realizar toma de muestras o necropsias para determinar las causas de su muerte–. A pesar de que no se observaron golpes o indicios de daños por artes de pesca en sus cuerpos, no se pudo determinar que las causas de su muerte fueron naturales o vinculadas a actividades antropogénicas.

Ante la especulación de la presunta responsabilidad de actividades pesqueras en la muerte de estos ejemplares, la Profepa emitió y notificó oficios circulares dirigidos a las cooperativas pesqueras del puerto, y  exhortó a sus agremiados a adoptar medidas preventivas y de protección en el desarrollo de sus actividades, para poder garantizar el estricto cuidado y respeto a estos mamíferos marinos con una gran importancia ambiental y turística en la región.