Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Los González Jiménez, una dinastía motorizada

La familia González ‘Dragón’ Jiménez emprende una épica travesía de cara a la Legendaria Semana de la Moto

La dinastía González Jiménez

Mazatlán, Sinaloa.- Por tercer año consecutivo y rodando sobre una Suzuki Hayabusa, la familia González Jiménez arribó a la 22 edición de la Legendaria Semana de la Moto.

Enfundados en trajes con aerografías de dragones y cráneos humanos, Édgar “Dragón” González, María Fernanda Jiménez y la pequeña Paulina González, de 2 años y 7 meses, librarán ocho horas de carretera y 723 kilómetros desde Irapuato a Mazatlán para vivir su tercera aventura.

Emocionada por reencontrarse con el evento, que considera el mejor del motociclismo, María Fernanda comparte detalles de esta travesía.

¿Cuál es la ruta que trazan para arribar al puerto?

La travesía ha ido cambiando. Antes de la niña viajábamos de noche para amanecer en Mazatlán. Ahora es de día. Es algo complicado. Mi esposo trabaja en Salinas, California. Él viene a Irapuato por nosotras. Tomamos la carretera de madrugada. Él viaja en motocicleta y yo manejo con la niña en camioneta. Ella también tiene su moto (una Honda) y está aerografiada con dragones como la de su papá, aunque todavía no la maneja. No hacemos escalas para llegar a Mazatlán al mediodía.

La pequeña Paulina disfruta de la Semana de la Moto.

¿A qué situaciones se enfrentan en el trayecto?

Situaciones complejas, no muchas. ¿Por qué?, porque disfrutas el camino. Yo, como copiloto disfruto. Todo, todo se disfruta. No es nada complejo, es parte de la travesía.

¿Qué es lo que más les apasiona de la rodada?

La velocidad. A mí me gusta mucho la velocidad. Incluso, cuando viajaba sola con mi esposo, una vez íbamos de Colima a Guadalajara por la autopista y levantamos hasta 220 kilómetros por hora. Estaba libre la carretera. No fue tanto trayecto, pero sí, en lo personal me gustó la adrenalina que se siente. 

Lo otro es que esperas un año para reencontrarte con historias, con gente que nada más la ves el día del evento, entonces, está la ilusión todo el año de reencontrarte. 

A mi gusto, y te lo digo porque hemos ido a otros eventos y concentraciones, la Semana de la Moto en Mazatlán es la número uno.