Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Los cultivos genéticamente modificados avanzan en el mundo

ECONOMÍA

En el año 1996, cuando se inició la siembra de maíz genéticamente modificado (GM) en el mundo, el total de hectáreas sembradas con esta tecnología era de 1.7 millones. Al cierre de 2013, la cifra llegó 175 millones. Lo cual significa que el uso de la semilla creció por cien veces en 17 años.

En el mundo, países como Estados Unidos siembran más del 90 por ciento de su maíz con semilla genéticamente modificada. En Argentina la cifra para maíz es cercana al 100 por ciento. Brasil por su parte utiliza esta tecnología con el 90 por ciento de su maíz y el 100 por ciento de su soya.

AgroBio México es una asociación civil que agrupa a las principales desarrolladores de biotecnología en el país. Este organismo reporta que los beneficios de los cultivos GM se traducen a 19.7 mil millones de dólares en 2011. La cifra se reparte entre las 28 naciones que utilizan estos sistemas.

18 años de atraso. Para el director de AgroBio México, Alejandro Monteagudo, el país tiene 18 años de atraso en el manejo de estos cultivos. El directivo señala que no existen motivos para privar a los productores de esta tecnología. Sin ser la panacea, asegura que implementarlo dará claras ventajas.

"Esta tecnología ha demostrado ser una opción importante para enfrentar problemas de plagas de insectos, malezas, tolerancia a algunos herbicidas", dice Monteagudo.

El titular de AgroBio indica que en México hay casos de éxito en otros cultivos, que pueden replicarse en maíz.

El antecedente más visible es el del algodón y la soya. En México la siembra comercial de semilla genéticamente modificada de estos dos cultivos ha reportado beneficios económicos de 180 millones de dólares de 1996 al 2012.

"Actualmente el 90 por ciento del algodón que se siembra en México es genéticamente modificado. Era un cultivo que estaba en el olvido en la década de los 90 en zonas como Chihuahua y la Comarca Lagunera y fue a raíz del uso de semilla mejorada que renació el sector", dice Monteagudo.

El directivo señala que los mismos productores quieren replicar este caso de éxito en maíz. Hasta el momento las leyes no lo permiten. Por ello, organismos como AgroBio – que estuvo presente en la ExpoAgro Sinaloa 2014 – informan a los productores sobre los beneficios de los cultivos GM.

Marco regulatorio. Actualmente, México tiene una de las legislaciones más rigurosas y estrictas desde el aspecto técnico – científico a nivel mundial. Los reglamentos van desde la Ley de Bioseguridad, Régimen de Protección Especial del Maíz, incluso normas oficiales mexicanas especiales para el maíz.

Alejandro Monteagudo indica que está demostrado que las semillas GM pueden convivir sin afectar la diversidad genética del maíz. Incluso destaca que permiten reducir el impacto ambiental y es seguro para el consumo humano.

"Creemos que sembrar variedades genéticamente modificadas permitirá alcanzar la seguridad alimentaria. Nosotros estamos dispuestos a trabajar de la mano del gobierno, los productores, la academia y todos los interesados para permitir el acceso responsable a esta tecnología", indica Monteagudo.

Twitter: @DBT_Mazatlan

Facebook: El Debate Mazatlán