Mazatlán

Madre encuentra a su hijo desaparecido desde hace 11 años en Sinaloa

El emotivo reencuentro se dio en un centro de rehabilitación en Mazatlán, Sinaloa; la madre de Carlos les dijo a madres de desaparecidos que nunca pierdan la esperanza

Por  El Debate

Carlos estuvo desaparecido durante 11 años, el coordinador del centro de rehabilitación se despidió de él(Alfredo Juárez)

Carlos estuvo desaparecido durante 11 años, el coordinador del centro de rehabilitación se despidió de él | Alfredo Juárez

Mazatlán, Sinaloa.- Fueron 11 años de angustia, de preocupación lo que pasó la madre de Carlos al no saber nada sobre su paradero durante todo ese tiempo. Hoy, pudo extender sus brazos y abrazar a su hijo y decirle lo mucho que lo extrañaba y lo quiere. Hoy una familia recupera su felicidad y deja a lado el dolor y la tristeza.

“No pierdan la fe de buscar a su hijo, van a ver cómo Dios puede hacer un milagro grande, no pierdan la esperanza”, dijo entre lágrimas la madre de Carlos, quien nunca quitó el dedo del renglón y emprendió por 11 años su búsqueda hasta que logró dar con él este jueves en un centro de rehabilitación y ahora se dice feliz de volver a abrazar a su hijo y decirle cuánto lo quiere, todo lo que no le pudo decir durante todos estos años.

Carlos, quien padece esquizofrenia se encontraba internado en el centro de rehabilitación desde hace 11 años, tiempo en el que llegó por un plato de comida y desde ese entonces ya no salió. Un día salió de su casa y jamás se supo de él.

La madre abrazó a su hijo y le dijo lo mucho que lo quería. Foto: Alfredo Juárez

El Comisionado Estatal de Personas Desaparecidas, Juan Carlos Saavedra, se reunió con personal del Centro de rehabilitación, quienes le comentaron que había una persona de Celaya, Guanajuato, que estaba en el centro desde hace 11 años y que estaba en calidad de calle. Fue así que se pusieron en contacto con las autoridades donde era originario Carlos.

Carlos por fin reunido con su familia. Foto: Alfredo Juárez

Se reencuentra con su familia

Por su parte Carlos, quien padece esquizofrenia, se dijo muy contento de haberse reencontrado con sus padres y hasta el coordinador del centro que lo acobijó durante muchos años lo abrazó y lloró al saber que por fin iba a estar con su familia.