Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Magali Martínez 'hay que ser aventado y entrarle a todo'

MAZATLÁN

Mazatlán, Sinaloa.- Magali Martínez Mallorquín, a sus 21 años es técnica en enfermería, aspirante a Bombero Voluntario, madre de una menor de 3 años y esposa. Actualmente se encuentra feliz y radiante, debido a que en menos de dos semanas recibirá su nueva bendición, convertirse en madre por segunda ocasión.

Madre por primera ocasión. La joven voluntaria, comento que para ella fue difícil convertirse en madre al ser menor de edad, ya que a sus 17 años, aún se encontraba estudiando.

El quedar embarazada de su primera hija, de nombre Yoselin Guadalupe, no le impidió seguir luchando y salir adelante.

Al tener a la pequeña entre sus brazos, Magali Martínez continuó con sus estudios y con su trabajo.

Su opción fue elegir una carrera técnica, y como señala la joven qué mejor que la de salvar vidas.

Por eso es que la joven decidió ser enfermera, adquiriendo sus conocimientos en las instalaciones y escuela de Cruz Roja.

Una vez terminada su carrera, su meta era salvar vidas en las ambulancias y hospitales de la localidad, pero Magali no sabía que el destino le jugaría diferente.

Al paso del tiempo, empezó a nacer en ella la curiosidad de ser rescatista, por lo que terminó enlistándose en las filas de Bomberos Voluntarios Mazatlán.

Ya han transcurrido tres años desde entonces y la joven se mantiene firme.

Magali indicó que al principio le fue difícil y que ha sufrido malas experiencias en sus servicios y prácticas.

Tal fue el caso de sufrir un desmayo en el incendio de varias casas. Y empezar a llorar al no saber qué hacer en la práctica del incendio de un barco, cuando la asignaron como líder. Sumado a esto, también comento que lo difícil fue conocer los distintos equipo con los que trabajan los tragahumo, pero poco a poco los ha dominando.

Entre risas y un poco de pena, Magali recordó sus experiencias, y agregó que lo que le ha pasado le ha servido para salir adelante en la vida y perderle el miedo a varias cosas, "pues en este ambiente hay que ser aventado y entrarle a todo".

Lo aceptan. La vida de Magali cambio al lado de su esposo José Becerra Campos, de 24 años, quien también fue aspirante a bombero, pero quien por motivos de trabajo tuvo que desistir, pues su familia estaba primero y decidió retirarse por un tiempo del voluntariado.

Magali mencionó que ser madre ha sido la mejor experiencia de su vida, además de poder ejercer su pasión. Ambas cosas las ha sabido desempeñar compartiendo sus tiempos entre su familia y el invertir tiempo en sus guardias, afirma que su familia es primero, además de que pronto tendrá en su vida a José Gael, su segundo hijo.

Martínez Mallorquín, señaló que al principio sus padres se opusieron a que ella formara parte del cuerpo de bombero, pero poco a poco han ido asimilando todo. Al preguntarle si a sus hijos les permitirá ser rescatistas, sin titubear respondió con un firme "sí".

<iframe src="//www.facebook.com/plugins/likebox.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fdebate.de.mazatlan%3Ffref%3Dts&amp;width&amp;height=258&amp;colorscheme=light&amp;show_faces=true&amp;header=false&amp;stream=false&amp;show_border=false" scrolling="no" frameborder="0" style="border:none; overflow:hidden; height:258px;" allowTransparency="true"></iframe>

<iframe allowtransparency="true" frameborder="0" scrolling="no" src="//platform.twitter.com/widgets/follow_button.html?screen_name=DBT_Mazatlan"

style="width:300px; height:20px;"></iframe>