Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mazatlán

Mares y costas reportan un agotamiento de recursos

MAZATLÁN
Avatar del

Por: Leticia lópez

Mazatlán, Sinaloa.-Los mares y océanos del planeta presentan un serio agotamiento de los recursos, no solo por la sobrepesca del camarón, sino en las demás especies, que exigen actuar de inmediato.

La mala gobernanza, el deficitario ordenamiento del esfuerzo pesquero y las inadecuadas prácticas de productores han limitado la contribución a la seguridad alimentaria y el crecimiento económico mundial, según el examen hecho por la FAO a las pesquerías mundiales.

Principalmente porque en un mundo en que casi mil millones de personas sigue padeciendo hambre, especialmente en las zonas rurales más vulnerables.

Fenómeno mundial. Preocupa la sobrepesca, tanto en camarón como en la mayoría de las especies del mar y por ello se está viendo a la acuicultura para suplir este tipo de alimentos a la población.

Este es un fenómeno mundial del que cada día los investigadores e inversionistas buscan mejorar cultivos para que las industrias puedan prosperar y sepan que el cultivo puede contribuir con mayores volúmenes, explicó Rosa de Cedeño, miembro del Gobierno de Recursos Acuáticos en Panamá.

Sobre el crecimiento de la acuicultura, mayor al de los demás sectores de producción de alimentos de origen animal, según las estadísticas de la FAO, la contribución al suministro mundial de pescado, crustáceos y moluscos crecerá en lo inmediato.

En el caso de México y Sinaloa como un estado líder en producción pesquera de captura y acuícola, la jefa de Misión de la FAO, Melba Realtaso, habló de que aquí, ante una fuerte problemática enfrentada de mortandad temprana en el camarón, es un ejemplo de recuperación y desarrollo, y que seguramente será de gran aporte a la producción de alimentos del país.

Recomendaciones. Definitivamente no solo Sinaloa, sino Costa Rica, Honduras, Panamá, Guatemala, Perú y El Salvador, entre otros países, enfrentan problemas de pesca ilegal y agotamiento de recursos, de acuerdo con investigadores que se reunieron en Mazatlán para analizar temas del sector.

Así que las recomendaciones que hacen a los gobiernos es que deben fortalecer los programas de ordenamiento, de vigilancia y mejor inventario de recursos para adecuar las vedas, partiendo de que hay serio agotamiento del recurso que podría colapsar no solo al sector pesquero sino a la contribución alimentaria.

Recomendaron que si México quiere fomentar la acuicultura, como ocurre en otros países como palanca de desarrollo, no debe descuidar las importaciones de productos asiáticos porque afectan al sector de cultivo, debe ponerle un freno desde la agenda política pesquera.

El segundo tema que debe atender es el costo del agua, que es muy caro para el productor.

En Guatemala ocurre lo mismo, la pesca de especies silvestres ha disminuido y lo que hacen es buscar alternativas como el cultivo de nuevas especies.

En la reciente visita hecha a plantas acuícolas de Sinaloa, los productores aprendieron que la organización entre los productores es clave para la comercialización y buscar incrementar el consumo en su país.

La expectativa es camiar el hábito de comer carne y pollo, y descartar el paradigma de que los mariscos son caros.

Alerta verde. Cifras mostradas de alerta por Greenpeace señalan que tres cuartas partes de los stocks pesqueros mundiales están totalmente explotados, sobreexplotados o agotados y el 88 por ciento de los stocks en aguas comunitarias están sobreexplotadas.

Responsabiliza a la abundancia de las poblaciones de grandes predadores como el bacalao, el atún y el pez espada, que han disminuido un 90 por ciento por culpa de la sobrepesca.

Actualmente, tan solo el 1 por ciento de los océanos y mares del mundo están totalmente protegidos, cifra muy pequeña si se compara con los espacios naturales protegidos en tierra, que alcanza el 11 por ciento.

La esperanza está en el cultivo. Durante los tres últimos decenios, la acuicultura ha crecido, se ha diversificado, se ha intensificado y ha registrado adelantos tecnológicos.

El potencial de estos avances para mejorar la seguridad alimentaria local, mitigar la pobreza y mejorar los medios de subsistencia rurales es ampliamente reconocido. La Declaración y Estrategia de Bangkok, la Red de Centros de Acuicultura de Asia y el Pacífico y FAO del 2000 prioriza ya la necesidad de que el sector acuícola continúe desarrollándose hasta alcanzar todo su potencial, y de que aporte una contribución neta a la disponibilidad de alimentos mundial, la seguridad alimentaria interna, el crecimiento económico, el comercio y la mejora de los niveles de vida.

La jefa de Misión de la FAO en Roma, que recién encabezó un encuentro con investigadores y productores mundiales en Sinaloa, dijo que el sector es el más importante .

Una manera de atenderla es robustecer la gobernanza de la seguridad y que desarrollen políticas sólidas a largo plazo para el control de enfermedades a futuro, puesto que en cualquier producción de alimentos de cultivo se van a presentar las enfermedades y dependerá el éxito en la prevención.

Refirió que por cada dos peces que hay en el mercado, uno proviene de la captura y el otro de la acuicultura, ahí estriba la importancia de apoyar al sector productivo.

Para el Comisionado Nacional de Pesca, Mario Aguilar Sánchez, una de las política públicas es una prioridad apoyar al sector dada la afectación que les ha impactado.

La FAO reconoció a los productores que han trabajado favorablemente en la recuperación y que a un año de que ocurrió el impacto mayor, han encontrado algunas soluciones para recuperarse.

En esta nota:
  • Mazatlán
  • pesca
  • camarón
  • Sinaloa
  • mares
  • océanos
  • recursos.