Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

María de la Luz Trinidad Novoa »Me voy agradecida«

MAZATLÁN

Mazatlán, Sinaloa.- Tras 47 años de servicio, me voy plena y agradecida por haber trabajado con niños y jóvenes con necesidades especiales, resaltó la profesora María de la Luz Trinidad Novoa Hernández, previo al homenaje que le hicieron sus compañeros de trabajo y autoridades de educación especial.

La mentora dijo sentirse plena, pues se lleva satisfacciones y enseñanzas de sus hijos, pero el mejor pago que tuvo es ver que los alumnos que pasaron por las aulas hoy son hombres y mujeres de bien.

Su discapacidad no fue una limitante, más bien los orilló a salir adelante.

¿Qué la motivó a estudiar educación especial?

El ver que había docentes que separaban a los niños con lento aprendizaje y con discapacidad de los que tenían mejor rendimiento y que los calificaran como 'burros'. Esto ocurrió cuando hacía mi servicio social en la primaria Augusto César Sandino, en la Ciudad de México, y estudié la especialidad, pero al concluir los estudios me dieron plaza en una primaria.

¿Dónde se incorporó a educación especial?

Aquí en Mazatlán, pero luego de tres años, pues al llegar a este puerto no había educación especial, en una institución en la Villa Galaxia, lo que ahora es el CAM 8.

¿Fue difícil su trabajo?

No, porque tuve grandes aliados, por un lado los niños, pero en especial los padres de familia que además de confiarme a sus hijos, coadyuvaron para luchar y abrir espacios en educación especial, primero con los maestros de grupo, en sociedad hay avances pero aún falta que los niños especiales tengan las mismas oportunidades.

¿Por qué la congelaron?

Por contradecir a la esposa del gobernador Alfonso Calderón, quien vino a inaugurar una escuela especial y acusó a los padres de ser responsables de tener a niños especiales y al decirle que nadie es culpable de tener un hijo con necesidades especiales, esto le molestó.

¿Qué satisfacción le da ser pionera en educación especial?

La mejor recompensa es ver que a mis niños. Hoy los encuentro en la calle y me dicen, "usted fue mi maestra Novoa" y "soy hombre de bien", como yo se los pedía.

¿Por qué se retira y qué hará después?

Es el momento y hay que darle la oportunidad a otras generaciones. Seguiré en el coro Ángela Peralta y ahora apoyaré para que niños de escasos recursos estudien música.

¿Qué opina de este homenaje?

Me siento feliz, porque tengo reunidos a mis compañeros de trabajo, al jefe de Educación Especial, Luis Enrique Alatorre, y sobre todo mi hija Alejandra Ferrer y mis nietas María Fernanda y María Sofía.

Twitter: @DBT_Mazatlan

Facebook: El Debate Mazatlán