Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Más pueblos fantasma en zona serrana de Sinaloa

SAN IGNACIO

San Ignacio, Sinaloa.- Cuatro pueblos de la zona serrana se suman a la lista de pueblos fantasmas como consecuencia de la violencia.

Estos son El Chilar, Rincón del Chilar, La Cebolla y La Ciénega.

En esta última, el pasado miércoles 21 de mayo, un grupo de gavilleros dio muerte a cinco de sus habitantes, tras ser secuestrados con otros 4 hombres más, lo que sembró el terror entre las otras tres comunidades, debido a su cercanía, por lo que decidieron emprender el éxodo.

Una de mujeres que abandonó La Ciénega y que prefirió guardar el anonimato, relató cómo sucedieron los hechos aquel fatídico día que cambió el rumbo de cerca de 30 familias, aún con el terror reflejado en el rostro.

"Eran aproximadamente las 19:00 horas y como de costumbre en el rancho, estábamos reunidos en uno de los domicilios, cuando de pronto llegó un grupo de sujetos armados y lanzaron a los cuatro hombres mayores que ahí se encontraban al piso y a las mujeres y menores de edad nos encerraron en una de las casas y a ellos en otra en espera de que llegara el resto de los hombres del monte. Fue poco después que estos llegaron, eran cinco, entre ellos un niño de 8 años, al cual los gavilleros entregaron a su mamá. Ahí pasamos dos noches sin comida y sin agua, los niños lloraban de miedo, de hambre y sed, mientras que dos hombres custodiaban la entrada de la casa, las mujeres nos pusimos muy nerviosas y llorábamos al grado de que nos dijeron que si no nos controlábamos nos iban a inyectar para que nos durmiéramos", expresó.

Relató que al segundo día ya muy noche escucharon decir a los armados "ahí nos vemos", y pensaron que habían dejado a los hombres en el pueblo.

Fue muy de mañana cuando temblando de miedo, dijo, salieron del domicilio y comenzaron a buscar en las casas a los hombres del pueblo, pero no los hallaron, entonces imaginaron lo peor.

"A eso de las 15:00 horas de ese mismo día llegó uno de los 9 que habían secuestrado, venía todo golpeado y nos dijo que habían dado muerte a 5 de ellos, al poco rato llegaron los otros 3 que se habían logrado escapar, también golpeados, fue cuando nos llenamos de miedo y en ese mismo instante emprendimos la huida solo con lo que llevábamos puesto, algunas descalzas, sin agua, sin nada, así caminamos por 4 horas. Entre nosotros iba un muchachito de 16 años que padece discapacidad debido a la poliomielitis y no puede caminar mucho. En ratos su mamá se lo echaba a la espalda, así caminamos hasta llegar al lugar donde dejan los carros para llegar hasta Ajoya y pedir auxilio".

Indicó que al llegar a ese lugar dieron aviso a uno de los familiares de lo sucedido y al siguiente día, con la fuerza que les quedaba, se trasladaron al Ayuntamiento a solicitar la intervención del alcalde Amado Loaiza Perales, para que el Ejército acudiera al lugar en donde se encontraban los cuerpos.

"Al día siguiente, que fue el viernes, acudió el Ejército, Seguridad Pública, el agente del Ministerio Público y la funeraria a buscarlos, pero no los encontraron, fueron localizados hasta el lunes 26, pues el Ejército tuvo que llevar de guía a uno de los que habían sido secuestrados y quien el día que les dieron muerte los había movido de lugar para que no les diera el sol. Ese mismo día los bajaron a Mazatlán y afortunadamente desde el primer día que solicitamos ayuda al gobierno municipal y al DIF, nos han tendido la mano, estamos muy agradecidos, pues nos facilitaron una unidad para trasladar los cuerpos a Ajoya donde los velamos una noche", manifestó.

Después de lo sucedido, dijo, ya nada será igual, pero lucharán por acomodar sus vidas y la de sus hijos, quienes aún sienten temor, sobre todo cuando ven algún policía o a un militar, por las armas que portan.

Mientras tanto, 10 de los menores ya han comenzado a recibir clases en una de las aulas de la escuela primaria, atendidos por un maestro del Conafe.

Asimismo, 10 familias de El Rincón del Chilar, que se ubica a tres horas de La Ciénega, tuvieron que dejar sus hogares.

La otras dos de La Cebolla, que se localiza a dos horas.

Solo los de La Ciénega en su totalidad se instalaron en la sindicatura de Ajoya mientras que el resto en la cabecera municipal y en otros lugares.

"Todo esto es como una pesadilla, estamos a la buena de Dios, y como la mayoría de los que quedamos en el pueblo somos mujeres y menores de edad, no tuvimos otra opción más que abandonarlo, que aunque está lejos vivíamos en paz, allá teníamos seguro el frijol y el maíz, no nos hacían falta las gallinas ni el puerquito, pero desafortunadamente tuvo que suceder esta desgracia y todavía no entendemos por qué".

Aproximadamente a las 09:00 horas de este domingo y armados de valor, algunas personas a bordo de tres unidades acudieron a La Ciénega para comenzar con el acarreo de sus pertenencias.

"Lo primero que traerán será el maíz y el frijol que acababan de cosechar, así como el ganado y ojalá puedan traerse algunos puerquitos y gallinas, yo pienso que tardarán entre 4 y 5 días en bajar, ya que tienen que caminar mucho a pie", expuso.

Los afectados hicieron un llamado al Gobierno Estatal para que no los dejen solos y les tiendan la mano para seguir adelante con sus familias.

<iframe src="//www.facebook.com/plugins/likebox.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fdebate.de.mazatlan%3Ffref%3Dts&amp;width&amp;height=258&amp;colorscheme=light&amp;show_faces=true&amp;header=false&amp;stream=false&amp;show_border=false" scrolling="no" frameborder="0" style="border:none; overflow:hidden; height:258px;" allowTransparency="true"></iframe>

<iframe allowtransparency="true" frameborder="0" scrolling="no" src="//platform.twitter.com/widgets/follow_button.html?screen_name=DBT_Mazatlan"

style="width:300px; height:20px;"></iframe>